Nosotros

¿Qué es una cooperativa?

¿Qué es una cooperativa? 2519 1080 Blog Güeno

La estructura básica de una cooperativa nació junto con las primeras sociedades. Desde tribus que necesitaban repartir actividades para la supervivencia, hasta las primeras organizaciones pre-industriales que generaban excedentes y decidían repartirlos entre dueños y trabajadores. Esta tendencia evolucionó a través de los siglos hasta convertir a las cooperativas en entidades legales reconocidas internacionalmente.

Una cooperativa es una organización formada por un grupo de personas para cumplir objetivos económicos, sociales y culturales en común. Es una agrupación democrática en donde las decisiones son tomadas por votos equivalentes de todos sus miembros.

La Alianza Cooperativa Internacional (ACI), una federación que representa a estas organizaciones en todo el mundo, ofreció en 1995 la siguiente definición: «Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada».

El mínimo de integrantes de una cooperativa es dos personas, pero deben sumar al menos un tercer socio antes de cumplirse 5 años desde su creación.

¿Qué son los estatutos de una cooperativa?

Como una cooperativa es una organización autogestionada, es necesario que elabore las normas y reglas que van a poner un orden en su funcionamiento. A estas normas creadas cuando se conforma la cooperativa se las conoce como estatutos. Los estatutos, entonces, son acuerdos que establecen decisiones sobre los siguientes aspectos:

  • Nombre
  • Tipo de sociedad
  • Domicilio social
  • Duración prevista
  • Objetivo
  • Capital social mínimo
  • Aportación mínima de cada socio a ese capital
  • Cómo se repartirán pérdidas o beneficios entre sus miembros (en general, en partes iguales).

¿Qué tipos de cooperativas existen?

El tipo de cooperativa, que es definido cuando esta se establece, dependerá de la actividad principal que va a realizar:

  • Cooperativas agrarias
  • Cooperativas de trabajo asociado
  • Cooperativas de consumidores y de usuarios
  • Cooperativas de servicios

Estas cuatro que mencionamos son consideradas “primarias”, y permiten la modalidad de cooperativa expreso: es decir, pueden ser creadas en dos días hábiles con un máximo de hasta 10 personas.

Otros tipos de cooperativas son:

  • Cooperativas marítimas, fluviales y lacustres
  • Cooperativas de seguros
  • Cooperativas de crédito
  • Cooperativas de enseñanza
  • Cooperativas de viviendas
  • Cooperativas sanitarias
  • Cooperativas integrales

Diferencias con una mutual

Como dijimos, una cooperativa se forma como una forma de ayuda mutua entre sus socios. En este sentido, el concepto recuerda al de una mutual. La principal diferencia es que una mutual no tiene objetivos de producción, si no de prevención: existe para ayudar a sus miembros ante situaciones que lo vuelvan necesario. Podés leer más sobre las sociedades mutuales en esta nota, y sobre las diferencias entre ambas organizaciones en esta nota.


¿Tenés más dudas como esta? Te invitamos a escribirnos a hola@gueno.com.ar para que las respondamos en nuestra próxima nota.

Score crediticio

¿Qué hago si mi score crediticio es bajo?

¿Qué hago si mi score crediticio es bajo? 2519 1080 Blog Güeno

¿Sabés cuál es tu score crediticio? Este número se genera para puntuar nuestras prácticas en economía y finanza personal, y sirve a entidades financieras para decidir si concedernos un préstamo o crédito o no. Si querés leer más sobre el puntaje crediticio o qué factores se tienen en cuenta para elaborarlo, te invitamos a leerlo en esta nota.

Antes enlistamos buenas prácticas para prevenir una caída en tu score. Pero puede pasar que hayamos atravesado dificultades y no pudimos pagar cuotas o servicios a tiempo, por ejemplo, o venimos arrastrando deudas que crecen mes a mes. En estos casos nuestro puntaje crediticio ya es bajo,  y son otras las medidas y prácticas que van a ayudarnos a salir de la situación.

¿Qué puedo hacer si mi score es bajo?

  • ¿Se trata de tu primer o primeros productos financieros de crédito? Si es así, solo tenés que ser paciente y seguir cultivando buenos comportamientos en la puntualidad y pago de tus cuotas. Un 15% del puntaje crediticio se basa únicamente en la longitud de nuestro historial crediticio. Esto quiere decir que irá subiendo a medida que pasen los años.
  • Armá un presupuesto de gastos para controlar mejor tu dinero y destinarlo a salir de la deuda, pagar cuotas y así mostrar un compromiso hacia la solución de tu estado. En esta nota te damos consejos para armar un presupuesto y apegarte a él.
  • Elaborá un plan que destine una porción de tus ingresos a pagar tus deudas. Esto debe convertirse en tu prioridad. Aun si resulta imposible en el momento cancelar el 100% de una deuda, nuestro puntaje será otro si cada mes pagamos un porcentaje de cada deuda que tengamos.  En esta nota podés leer muchos consejos para administrarte y empezar a cancelar tus deudas.
  • Solicitá una consolidación y refinanciación de tu deuda. La consolidación te informa sobre cuáles son los montos que adeudás y en qué plazos y con qué intereses debés pagarlos. La refinanciación es una opción ofrecida por algunas entidades y suele estar disponible en los primeros meses de morosidad. Consiste en renegociar las condiciones del crédito, sea su plazo límite de devolución (que podría extenderse) o las tasas de interés aplicadas (que podrían reducirse). Podemos pedir esta opción contactando a la entidad con la que estamos endeudados.
  • Tener tarjetas de crédito de bajo monto que nos resulte fácil pagar al 100% mensualmente. Esta puede ser una tarjeta de crédito ofrecida por comercios, como un supermercado o una casa de electrónica. Va a ayudarnos a ordenar algunos de nuestros gastos; dado que el saldo total al final del mes será relativamente bajo, podremos abonarlo sin acumular deuda. Esto va a reflejarse en nuestro puntaje crediticio positivamente, porque demuestra compromiso y puntualidad. 

¿Tenés más dudas como esta o querés conseguir un crédito para saldar tus deudas? Escribinos a hola@gueno.com.ar o visitá nuestra página.

¿Hay créditos para los que están en el Veraz?

¿Hay créditos para los que están en el Veraz? 5472 2352 Blog Güeno

Como explicamos en esta nota, el Veraz es un registro que recolecta información sobre las personas para determinar su capacidad o probabilidad de devolver un crédito o préstamo en el futuro.

Es decir, Veraz elabora un perfil de las personas que presenten historiales relevantes en los ámbitos financiero, jurídico, crediticio y comercial. Si los perfiles elaborados muestran rasgos que convierten a esa persona en un riesgo de inversión, algunas entidades financieras niegan a esa persona el acceso a un crédito o préstamo.

Sin embargo, sí existen instituciones dispuestas a prestar su dinero a personas aun si se encuentran en el Veraz. Es más: cuando se vuelve difícil pagar aquellas cuotas o intereses que llevaron a una persona a figurar en el Veraz, son estas mismas entidades las que ofrecen créditos que ayudan a esas personas a salir de la deuda.

¿Cómo son los créditos para personas en el Veraz?

Dado que se asume que las personas que figuran en el Veraz representan un riesgo mayor que las que siempre tuvieron un muy buen historial crediticio, es usual que estos créditos tengan características o condiciones distintas a aquellos ofrecidos por un banco tradicional.

Algunas de estas características diferenciales son:

  • Tasas de interés más altas. Las empresas financieras usualmente demandan tasas de interés más altas que bancos tradicionales. En esta nota podés leer por qué.

  • Montos más bajos. Es posible que los montos a los que tengan acceso personas que figuran en el Veraz no sean tan altos como los ofrecidos por bancos tradicionales.

  • Plazos de devolución más cortos. Este tipo de crédito puede tener un plazo de devolución de entre 6 meses y 5 años, aproximadamente.

Además, es posible que se exijan estas condiciones:

  • Ser mayor de 18 años
  • Residir en el país
  • Recibir un sueldo mensual

Sin embargo, siempre tengamos en cuenta que cada entidad establecerá sus propias condiciones e incluso estará dispuesta a negociarlas con el cliente para concretar el crédito o préstamo.

¿Cómo sé si estoy en el Veraz?

Si no estás seguro de si aparecés en el Veraz o no, podés solicitar al organismo un informe que detalle tu situación actual. Este informe puede pedirse cada seis meses de forma gratuita. En esta nota detallamos los pasos a seguir para obtenerlo, así como toda la información que te será brindada cuando lo solicites.


¿Querés conocer cuál es el mejor crédito para vos? Visitá nuestra página o escribinos a hola@gueno.com.ar para que te asesoremos.

Consejos para pagar la deuda de tu tarjeta

Consejos para pagar la deuda de tu tarjeta 1271 469 Blog Güeno

La gran ventaja de una tarjeta de crédito es esta: poder postergar el pago de nuestros gastos. Eso es lo que la distingue de una tarjeta de débito, que, en cambio, descuenta dinero de nuestra cuenta corriente o de ahorro a medida que la usamos. 

Ahora, ¿qué pasa cuando llega la factura de la tarjeta y no estamos en condiciones de pagar el saldo total? Este es el gran riesgo de no hacer un uso bien cuidado y pautado de nuestra tarjeta de crédito. La situación puede rápidamente volverse una de endeudamiento, porque el retraso del pago va haciendo que el monto adeudado se multiplique con la suma de intereses

La acumulación de intereses por no pagar deudas a tiempo genera un gasto extra.

¿Qué hago con la deuda que ya tengo?

Si no pudiste cancelar tu saldo de meses anteriores, estos son algunos consejos para salir del endeudamiento:

  • Dejá de usar la tarjeta que generó la deuda. Es el paso número uno. Guardá el plástico en tu casa y no lo uses hasta que hayas cancelado tu deuda. Hacé lo mismo si tenés más de una tarjeta de crédito.

  • Si tenés más de una tarjeta o deuda, escribilas en orden según la tasa de interés que aplique a ellas. Sin dejar de pagar el monto mínimo cada mes, priorizá el pago de la que aumente con una tasa de interés más alta.

  • Pagá lo máximo posible del gasto mensual. Cada monto que contribuyas por encima del pago mínimo será a tu favor, porque reducirá la cantidad que tengas que pagar a futuro con intereses aplicados.

  • Teniendo en cuenta tus ingresos, tus gastos mensuales y tu deuda, elaborá un plan de presupuesto mensual y llevá un registro escrito de todos tus gastos. Esto va a ayudarte a destinar suficiente capital al pago de tu deuda para saldarla lo antes posible.

  • Nunca canceles tarjetas con un mal balance. Esto va a perjudicar mucho tu puntaje
    crediticio. En esta nota podés leer más consejos y buenas prácticas para tener una buena calificación de crédito y ser un buen candidato a recibirlos.

  • En ocasiones, puede ser oportuno averiguar condiciones para obtener un préstamo con bajo interés que nos ayude a cancelar la deuda ya existente. Es importante recibir asesoramiento para estar seguros de que estamos optando por una opción que nos ayude y no otro crédito que vaya a endeudarnos más adelante.

¿Cómo me evito deudas a futuro?

Las siguientes son buenas prácticas crediticias para no caer en la deuda:

  • Buscá tarjetas de crédito con menores tasas de interés o con condiciones de pago que se adapten a tus necesidades. Asesorate tanto como puedas antes de decidir cuál es la mejor opción.

  • Apuntá a usar solo un 50% del límite mensual de tu tarjeta (y si es posible, menos). Esto va a garantizarte montos más accesibles a fin de mes, que van a estar más cercanos al pago mínimo.

  • Evaluá si estás usando la tarjeta por la comodidad del dinero electrónico. Si es así, tené una tarjeta de débito y llevala con vos; dejá la de crédito en casa. Vas a escaparte de la tentación de “patear el pago para más adelante”.

  • Todos los meses, aboná por encima del pago mínimo. En lo posible, pagá el saldo total. Si ya tuviste la experiencia de endeudarte con una tarjeta de crédito, es probable que hayas aprendido la lección: limitarse a abonar el pago mínimo es una solución a muy corto plazo.

  • Tené armado un presupuesto mensual y apegate a él. Si surge una compra o gasto fuera del plan, date tiempo para evaluar, en primer lugar, si es verdaderamente necesario, y en segundo lugar, si es posible hacer la compra con débito o efectivo (lo que nos evitaría un gasto a futuro).

  • Llevá un registro escrito de los gastos con tu tarjeta ANTES de ver la factura a fin de mes. Es posible consultar los movimientos de nuestra tarjeta con Online Banking, pero el ejercicio de escribir nuestros gastos a lo largo del mes nos ayuda a tomar conciencia de ellos y limitarnos si ya la usamos mucho en las últimas semanas.

  • Cuantas menos tarjetas de crédito tengas, mejor. Esto es así si tuviste dificultades de endeudamiento con una tarjeta en el pasado. Por eso es importante, antes de solicitar una tarjeta, averiguar cuál es la entidad o el crédito que mejores condiciones te ofrece.

Estas prácticas de uso responsable de nuestra tarjeta no solo van a librarnos de deudas futuras, sino que nos garantizan una alta calificación crediticia. Cuanto mejor haya sido nuestro comportamiento en el pasado para cumplir con pagos y salir del endeudamiento, mejor será nuestro perfil frente a entidades cuando solicitemos los créditos que elijamos.


¿Necesitás asesoramiento para encontrar el mejor crédito para vos? Visitá nuestra página o escribinos a  hola@gueno.com.ar

Consejos para tener un buen puntaje crediticio

Consejos para tener un buen puntaje crediticio 6000 2596 Blog Güeno

¿Ya estás familiarizado con la noción del puntaje crediticio, qué es lo que mide y cómo funciona? Si no lo estás, recomendamos que leas esta nota para comprender y poder aprovechar mejor estos consejos

El scoring o puntaje crediticio es una medición de la que se sirven las entidades que prestan créditos para calcular la probabilidad de que devolvamos el crédito en el futuro. Cuanto más alto sea el puntaje, más aptos nos van a considerar para recibir el crédito y mejor será nuestra posición para elegir el crédito que mejor se adapte a nuestra situación.

¿Quiénes pueden consultar mi puntaje?

Este puntaje no solo es elaborado para bancos que prestan créditos. Recordá que el puntaje crediticio es accesible para cualquier entidad con la que queramos relacionarnos. Puede ser consultado en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Solicitud de un trabajo
  • Solicitud de un alquiler
  • Solicitud de una hipoteca
  • Solicitud de seguros (por ejemplo, para autos).

Puede que hayas consultado la reputación de tu historial crediticio y quieras mejorarla o que tengas la intención de subir tu puntaje o mantenerlo tan alto como te sea posible. En ese caso, estas son buenas prácticas para estar en la categoría de personas con altos puntajes de crédito.

Buenas prácticas para subir tu puntaje crediticio

Antes de solicitar créditos o préstamos

  • Asesorate extensivamente sobre las tasas de interés de créditos o préstamos que puedas solicitar. Asegurate de conocer todas tus opciones y no limitarte a las que te hayan recomendado o hayas conocido a través de promociones o publicidades. Esas no necesariamente serán las mejores opciones en tu caso.
  • Evitá abrir nuevas cuentas de crédito o solicitar créditos sin haber saldado en su totalidad uno anterior.
  • Nunca hagas más solicitudes de créditos de las necesarias. Esto incluye:
    —Solicitudes de crédito nuevas
    —Solicitudes de ampliación del crédito (pedir que tu límite de gasto mensual sea mayor)
    —Solicitud de créditos innecesarios (por ejemplo, pedir tarjetas de crédito de comercios puntuales, de acumulación de puntos, etc).

Una exageración de solicitudes de créditos no se verá bien en tu historial. Cada vez que realizás una solicitud, la entidad a la que se lo pedís consulta tu score, y tu perfil se transforma en el de una persona que pide créditos muy seguido. Es mejor realizar una solicitud puntual luego de haberte asesorado para definir si se trata de tu mejor opción.

Sobre créditos y tarjetas

Hacer un buen uso de nuestras tarjetas de crédito puede construirnos un muy buen puntaje crediticio. Estas son algunas prácticas recomendables:

  • Procurá usar solo un 50% del límite mensual de tu tarjeta de crédito. Si tiene un límite de $10.000 y usás solo $5.000, te será más fácil mantener un control sobre tus gastos y estar al día con el pago total mensual. Usar un alto porcentaje de tu límite (por ejemplo, gastar un 80% todos los meses) no se verá bien en tu historial crediticio.
  • Usá tu tarjeta de crédito responsablemente. Limitá su uso a pagos esenciales. Asegurate de mantener una alta capacidad de pago (el dinero que te sobra después de saldar tus gastos fijos).
  • Se puntual en el pago de tus deudas.
  • Procurá pagar el saldo total y no el saldo mínimo. Es la única manera de evitar la acumulación de intereses.
  • Si no pudiste pagar el saldo total el mes anterior, hacelo lo antes posible y NO acarrees una deuda durante meses. De esta manera evitarás la acumulación de intereses, que son lo que dificulta saldar nuestra deuda a medida que pasa el tiempo.
  • Si venís arrastrando una deuda desde el mes pasado (¡o desde hace meses!), evitá usar tu tarjeta de crédito. Ignorala hasta que hayas podido saldar tu deuda, y en próximos meses usá un menor porcentaje de tu gasto total permitido. 
  • La longitud de tu historial con cualquier producto financiero (por ejemplo, el tiempo que llevás usando una misma tarjeta) va a afectar positivamente tu puntaje. Cuantos más años llevás haciendo un uso responsable de tu tarjeta, mejor. Por eso, no es recomendable anular o cancelar estas tarjetas (lo que podría bajar nuestro puntaje de crédito), sino solamente limitar o suspender su uso.

Si tenés dudas sobre estos puntos, podés leer más sobre tarjetas de crédito en esta nota.

Sobre pagos de otros servicios

  • Pagá tus deudas antes de su fecha de vencimiento. Es recomendable pagarlas en los primeros días del mes. Esto se aplica a las deudas de tarjetas de crédito como a las de cualquier otro servicio (luz, gas, matrículas, alquileres, etc).
  • Cuando sea posible, optá por débito automático de pagos de servicios mensuales. Así evitarás incurrir en gastos antes de saldar deudas (que de otra manera aumentarían por acumulación de intereses mensuales).

En resumen

Lo más importante es mantener tus pagos mensuales al día, dando prioridad a los relacionados con tarjetas de crédito y préstamos bancarios.

Por otro lado, es importante que el estado de tu puntaje de crédito no sea una fuente de ansiedad innecesaria. Cada una de tus acciones puede afectar tu score, y un solo comportamiento “bueno” o “malo” no tendrá un efecto drástico en tu puntaje. Estos consejos sirven para que elabores y mantengas buenas prácticas de crédito a lo largo del tiempo.


¿Querés asesorarte sobre cuál es el mejor crédito para vos? Visitá nuestra página o escribinos a hola@gueno.com.ar

¿Por qué me piden compartir mi DNI y mis fotos?

¿Por qué me piden compartir mi DNI y mis fotos? 3744 1726 Blog Güeno

En el proceso de solicitud de un crédito que puede iniciarse desde nuestra web, las personas deben presentar su DNI (documento de identidad) y tres fotos de sus rostros, sacadas al instante. ¿Para qué? Estas instrucciones pueden parecer raras o arbitrarias, pero en realidad se trata de un mecanismo de seguridad que consiste en recolectar datos biométricos.

Si todavía no leíste sobre qué es la biometría y cómo funciona, podés hacerlo acá. Los datos biométricos vienen usándose hace tiempo en procesos de registro de identidad o actualización de perfiles en instituciones. Incluso se usan para autorizar grandes compras o transacciones: en lugar de pedirnos una firma, algunos bancos y comercios decidieron que basta con leer nuestra huella digital para verificar nuestra identidad.

Sin embargo, quizás lo que nos sorprende es el sistema de chequeo de datos biométricos en tiempo real: el que se soliciten selfies tomadas en el momento para iniciar trámites importantes. En realidad, es una práctica que está volviéndose habitual, e incluso hay bancos alrededor del mundo que permiten abrir cuentas corrientes con el mismo sistema que utilizamos en Güeno: compartir el documento de identidad, acompañado de selfies.

¿Cómo funciona este sistema?

Para prevenir identificaciones fraudulentas, la tecnología biométrica compara los rasgos individuales que aparecen en el DNI con los de la foto. La clave está en que esta selfie debe ser tomada en el instante. Si no fuera así, cualquiera que tuviera acceso a una foto nuestra como a nuestro DNI podría hacerse pasar por nosotros. En esta nota podés leer cómo acelerar el proceso de compartir tu documento y tus datos biométricos, es decir, cómo sacar selfies que cumplan este propósito.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Es fácil sacar las fotos y puede hacerse rápido. El proceso no lleva más que un par de minutos.
  • Se está popularizando y extendiendo el acceso a cámaras de alta calidad (incorporadas como las en teléfonos móviles) que permiten el reconocimiento de los rasgos personales.
  • Puede hacerse de forma remota. Es decir, no hace falta movilizarse físicamente hasta la oficina de la entidad para presentar el DNI y verificar nuestra identidad. La tendencia a hacer todo tipo de operaciones por internet va de la mano con el incremento del uso de sistemas como Home Banking (banco desde casa).
  • Es un mecanismo de seguridad muy confiable y eficaz. Solo nosotros podemos ingresar a nuestra propia cuenta o acceder a nuestros datos, porque somos los únicos que portamos nuestro rostro (o huellas, ojos y cualquier otro tipo de dato biométrico).

Tenés que recordar que es solo un paso necesario para realizar tu registro. En nuestra página, toda información que compartas estará encriptada y protegida. Solo tendrán acceso a ella entidades que sean relevantes a tu solicitud para encontrar el crédito que mejor se adapte a tus requerimientos.


¿Tenés dudas sobre el proceso de solicitud de crédito que ofrecemos en nuestra página? Escribinos a hola@gueno.com.ar

Cómo usamos tecnología OCR para registrarte

Cómo usamos tecnología OCR para registrarte 3932 1281 Blog Güeno

¿Sabías que la tecnología ya permite escanear una foto o documento escrito y procesar esa información para convertirla en un texto digital? Esto se conoce como Reconocimiento Óptico de Caracteres, abreviado OCR. En esta nota podés leer más sobre cómo funciona y cuáles son sus utilidades.

La importancia de esta herramienta es que acelera la lectura automática de caracteres (texto) y el registro de esos datos. Es decir: podés sacarle una foto a algo que contenga información escrita (un documento, libro, incluso una placa en la pared) y, usando un programa de OCR, el texto que aparece en la imagen va a convertirse en una cadena digital de letras y números.

¿Qué podés hacer con esta información obtenida? Guardarla, archivarla, editarla, buscar en ellas palabras o números clave. Cuanto más largo es el contenido del texto en cuestión, más útil es acudir al OCR. Este es el recurso que permite, por ejemplo, que con aplicaciones muy simples podamos llevar nuestros documentos digitalizados en nuestro celular.

El OCR puede digitalizar en segundos información que a un humano podría llevarle horas transcribir.

En nuestra página usamos tecnología OCR para recoger los datos de tu documento de identidad (DNI), que es una solicitud en el proceso de encontrar el mejor crédito para vos. Cuando se te pide que compartas una imagen de tu DNI, es con tecnología OCR que se detectan los datos que aparecen en él. Estos serán almacenados y, cuando resulte necesario, podrán ser derivados a la base de datos de la entidad correspondiente (en este caso, aquella que ofrece el producto financiero que más pueda servirte).

¿Por qué se necesita una foto de mi DNI?

El proceso de solicitud de un crédito requiere que compartas tu documento para registrar tu identidad. De otra manera, cualquiera podría dar tu nombre y hacerse pasar por vos. Por la misma razón es que solicitamos fotografías faciales (selfies) tomadas en el momento: es necesario verificar que se trata de vos cuando querés iniciar este trámite. Este proceso es una validación automatizada de tu identidad.

Toda información que compartas será procesada y encriptada (protegida) y solo será accesible para las entidades que sean relevantes en búsqueda del mejor crédito.


¿Tenés más dudas sobre el proceso de validación de tu identidad? Escribinos a hola@gueno.com.ar

Biometría: los medios de seguridad del futuro (y del presente)

Biometría: los medios de seguridad del futuro (y del presente) 626 402 Blog Güeno

Todos estamos acostumbrados a medidas y mecanismos de seguridad que impiden que otras personas accedan sin permiso a información, lugares u objetos que son nuestros. Es decir, todos en algún momento nos hemos manejado con llaves, candados o contraseñas, ¿no? Pero hoy en día se está generalizando una nueva tecnología que eventualmente podría reemplazar todas estas herramientas: la biometría.

La biometría se basa en la identificación de rasgos físicos o del comportamiento de una persona individual. Cada persona tiene, por ejemplo, huellas dactilares, ojos, facciones de la cara y un timbre de voz únicos, que no se repiten en nadie más. Esa información es ideal para comprobar que somos nosotros y existe tecnología que permite “leerla” con solo tomar imágenes o detectar superficies de la piel, por ejemplo. Si bien estos avances tecnológicos están presentes hace años, cada vez se están popularizando y llegando al público por más y más medios.

Un ejemplo son los más recientes celulares. Para proteger toda la información valiosa que almacenan, los smartphones inicialmente pedían una contraseña para desbloquearse. Ahora, los últimos modelos se sirven de mecanismos biométricos: pueden activarse solo usando la huella dactilar, la voz o el rostro de su dueño, que registra estos datos biométricos apenas estrena el celular, con un proceso simple que se sirve de la cámara, micrófono o botones.

Otra ventaja de acceder a nuestras cosas con datos biométricos: es información que podemos llevar a donde sea que vayamos. Nunca vamos a perderla u olvidarla, como a las llaves o a las contraseñas.

¿Para qué sirve?

Este recurso tecnológico no es ni tan raro ni tan reciente. Podemos considerar que el uso de la foto de cada persona, como las que se usan en cédulas de identidad (DNIs, licencias de conducir o incluso redes sociales), ya son una forma de identificación de rasgos físicos individuales.

Sin embargo, el reconocimiento biométrico se está expandiendo en situaciones que requieren altísimas medidas de seguridad, como la salida o entrada a un país o la creación o el acceso a cuentas bancarias o créditos. Las autoridades que regulan estos accesos ya están utilizando la lectura de rostros, iris (ojos) o huellas dactilares que permiten identificar personas con mucha facilidad y un alto nivel de precisión.

Podemos esperar que la biometría encuentre más y más usos a medida que pase el tiempo. Es probable que eventualmente reemplacen a todos los demás sistemas de seguridad que las personas llevamos muchos años usando, como llaves, contraseñas o firmas.

Para esto, todavía es necesario que las personas se familiaricen con su existencia y su funcionamiento para no verlas como amenazantes o invasivas. Después de todo, funcionan para proteger las pertenencias y privilegios de cada uno.


¿Te interesa este tipo de tecnología y querés aprender más sobre cómo incorporarla en tu día a día? Visitá nuestra página o contactanos escribiendo a hola@gueno.com.ar