Otras

¿Cómo es nuestro Proceso de Alta de Clientes?

¿Cómo es nuestro Proceso de Alta de Clientes? 2520 1080 Blog Güeno

Existen tecnologías que están facilitando y acelerando los procesos fundamentales para industrias como las de finanzas, provisión de seguros o servicios. La detección y almacenamiento de datos biométricos, lectura OCR, así como softwares de encriptación de seguridad y procesamiento de data permiten realizar de forma 100% digital y remota procesos burocráticos que solían consumir tiempo, espacio de almacenamiento físico y costos de traslado.

Las ventajas de los procesos online son varias:

Para los clientes

  • Accesible incluso para clientes geográficamente distantes
  • Facilita los procesos, los agiliza: evita el efecto disuasivo de burocracias complejas-completa
  • Libertad sobre el momento y el lugar en que se dan de alta 

Para las empresas

  • Ahorra tiempo y costos administrativos
  • Ahorra espacio de almacenamiento físico
  • Organiza las bases de datos

Por eso, en Güeno ofrecemos a las empresas el servicio ágil, 100% online y seguro de dar de alta a sus clientes. Es customizable y puede consumirse vía API.

Pasos del Proceso de Alta de Clientes

Está pensado para hacerse desde el celular. Toma solo unos minutos y los pasos son simples y claros.

  1. Validación de Celular. Se envía un código al número de teléfono ingresado por el aspirante para corroborar que corresponde a una línea en servicio.
  2.  Validación del DNI. Cargar una fotografía del frente y dorso del DNI, cuya información es recolectada gracias a la tecnología OCR. 
  3. Validación Biométrica y Preguntas de Identidad. La tecnología biométrica permite comparar la imagen del documento de identidad adjuntado con las de selfies tomadas en el momento. Esto constata la identidad del aplicante. También se le harán preguntas de seguridad. Podés leer más sobre este proceso en esta nota.
  4. Score Equifax. Se elabora un puntaje del perfil del aplicante basándose en la información proveida. Podés leer más sobre el proceso de scoring o puntaje en esta nota.
     
  5. Validación de CBU. A partir de la validación de la identidad y del CBU ofrecido, se comprueba que la clave bancaria corresponde a una cuenta existente y que pertenece, efectivamente, a esa persona.
  6. Oferta de Servicio. En base a la información recolectada, se ofrece un tipo de servicio con las condiciones predeterminadas para el perfil del aplicante.
  7. Firma Electrónica. El aplicante firma en su dispositivo y su firma es comparada con la que aparece en su DNI.
  8. Generación de PDF Automático. Finalizado el trámite, la información queda plasmada en un PDF para compartirla de manera clara al nuevo cliente.
  9. Envío de PDF vía Whatsapp. EL PDF generado llega al nuevo cliente de manera automática, contactándolo al número de teléfono que ofreció en el primer paso. 

¡Probá nuestra tecnología en demo.gueno.com.ar!

¿Tenés dudas sobre nuestro servicio o te interesa saber más? Contactanos para que podamos asesorarte. hola@gueno.com.ar

5 diferencias entre cooperativas y mutuales

5 diferencias entre cooperativas y mutuales 2520 1080 Blog Güeno

¿Ya sabés lo que son las mutuales y las cooperativas? En esta nota hablamos sobre las sociedades mutuales y en esta describimos cómo llega a formarse una cooperativa y cuáles son sus objetivos. Recomendamos que las leas antes de adentrarte en sus diferencias en esta nota.

Como ambas son agrupaciones de personas unidas usualmente por objetivos económicos en común, podemos encontrar entre ellas varias similitudes:

  • Son asociaciones que permiten la convivencia al unir los objetivos comunes de un grupo de personas y poner recursos en común para lograrlos
  • Buscan fortalecer la situación económica, social y cultural de personas con recursos económicos limitados
  • Fomentan la democracia, la igualdad y el instalar una política de ayuda mutua dentro de un grupo social
  • Tienen objetivos vinculados a vivienda, consumo, salud y recreación, entre otros.

Sin embargo, no se trata de organizaciones sinónimas. Cada una tiene un rol, modo de funcionamiento y objetivos distinguidos.

Miembros

En una cooperativa, todos los asociados están en igualdad y debe haber un mínimo de 10 para conformarla.

En las mutuales, están categorizados en tres tipos: Activos, Adherentes y Participantes. El mínimo de personas para conformar una mutual es 50.

Aportes

Al unirse a una cooperativa, un asociado se suscribe a las cuotas a pagar. Al retirarse de la que se reintegre el capital invertido.

En mutuales, todos los miembros abonan cuotas periódicas, y no pueden solicitar su reembolso al retirarse.

Ganancias

En una cooperativa, los excedentes al finalizar un período son repartidos entre sus miembros. A este capital se le llama “retorno”.

En una mutual, el excedente permanece en la institución y se conserva como fondos. 

Política Interna

En las cooperativas, todos los votos de los miembros son equivalentes a la hora de tomar decisiones sobre la administración. Está a cargo de esta el Consejo de Administración, formado por mínimamente 3 miembros que pueden ser reelectos si los estatutos no lo prohíben. 

En mutuales, únicamente tiene valor el voto de los miembros Activos (que suscriben a una cuota), y solo ellos pueden elegir o ser elegidos para la administración. Forman una Comisión Directiva de al menos 5 miembros que es renovada cada 4 años.

Ámbitos de Acción

Las cooperativas suelen vincularse a los siguientes ámbitos: consumo, producción, trabajo, servicios, seguros, finanzas, cajas de crédito. Prestan servicio en estos ámbitos a sus miembros y posiblemente a terceros.

Las mutuales suelen acotarse al ámbito de los servicios. No producen bienes para el mercado. Además, los servicios que prestan son únicamente para sus asociados. 


¿Tenés más preguntas como estas? Escribilas a hola@gueno.com.ar para que nuestro equipo las tenga en cuenta en futuras notas.

¿Cómo abro una billetera electrónica? ¿Cómo la uso?

¿Cómo abro una billetera electrónica? ¿Cómo la uso? 3000 1286 Blog Güeno

Ya hablamos de qué son las billeteras electrónicas y en qué se diferencian de las cuentas bancarias. Si decidiste que es una buena opción para vos y querés abrir una para aprovechar sus beneficios, en esta nota vamos a guiarte para hacerlo.

Cómo abro mi cuenta

Abrir una cuenta en una de estas plataformas es sencillo.

  1. Ingresá a la página de la billetera que hayas elegido. Podés hacerlo desde una computadora o desde un dispositivo móvil. Si optás por hacerlo desde tu teléfono, es recomendable que descargues la aplicación para manejarte con mayor comodidad.

  2. Creá tu cuenta. Dependiendo de la plataforma que hayas elegido y las opciones que ofrezca, vas a poder manejarte con una cuenta virtual a través de la aplicación o de la página, o bien solicitar el envío de una tarjeta física para utilizar como tarjeta prepaga.

    Al crear tu cuenta, se generará automáticamente un número que la identifique: el CVU (Clave Virtual Universal). Este será el código que identifique a tu cuenta y el que compartirás, por ejemplo, para recibir dinero en ella. También se generará un alias, combinación simple de palabras que denomine a tu cuenta. Vas a poder editar este alias y transformarlo en un nombre que elijas para que te sea fácil de recordar. Leé más sobre tu CVU y alias en esta nota.

  3. Cargá dinero a tu cuenta. Si no tenés una cuenta bancaria o si deseás cargar a tu cuenta dinero en efectivo, podés hacerlo desde algunos cajeros o a través de sucursales de cobro como RapiPago o Pago Fácil. Si tenés una cuenta bancaria, también podés transferir dinero a tu cuenta directamente.

¿Cómo puede usarse?

Hay varias formas de hacer o recibir pagos con tu billetera virtual.

  • Transferencia a través de la aplicación o página web. Esta es la forma más sencilla de pagar servicios de manera remota. Solo basta tener conexión a internet y suficiente saldo en la cuenta para ingresar el monto que queremos mover y el nombre o CBU del destinatario.

  • Código QR. Cualquier celular con cámara permite escanear este código (imagen de cuadros blancos y negros) para transferir el monto correspondiente al comercio o profesional que deseemos. Solo basta que la otra parte también cuente con una billetera virtual para recibir el pago.

  • Celular como postnet. Los teléfonos inteligentes también pueden convertirse en lectores de tarjetas con la ayuda de una aplicación digital descargada y un lector pequeño que se conecta al dispositivo. De esta manera, pequeños comercios pueden simplificar el cobro por sus productos o servicios con un sistema rápido y portable.

Algunos usos muy útiles

El uso del dinero electrónico se multiplicó, fundamentalmente, por la comodidad y rapidez que ofrece para trámites que solían requerir mucho tiempo o una visita presencial al banco. Las billeteras virtuales son más usadas para lo siguiente:

  • Pagar cuentas y servicios. Teléfono, agua, luz, monotributo, son algunos de los servicios que las personas eligen pagar a través de internet.

  • Hacer transferencias. Desde el mismo celular o computadora podemos transferir dinero, ya sea a una cuenta bancaria propia o a la de otras personas.

  • Recargar otras tarjetas (como tarjetas de transporte público o celulares).

  • Asociarla a tarjetas bancarias de crédito y débito. Si se tienen cuentas bancarias, una billetera electrónica da la posibilidad de unificar todas las cuentas en una sola. Desde el mismo celular o computadora podremos acceder al dinero que tengamos en cualquiera de nuestras cuentas, seleccionando al momento del pago la opción que prefiramos.

  • Hacer compras en comercios con descuentos y promociones exclusivas. La simplicidad de este tipo de transacciones llevaron a muchos comercios a crear promociones exclusivas para incentivar este medio de pago.

¿Tenés más preguntas o dudas como esta? Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.