Consejos para pagar la deuda de tu tarjeta

Consejos para pagar la deuda de tu tarjeta

Consejos para pagar la deuda de tu tarjeta 1271 469 Blog Güeno

La gran ventaja de una tarjeta de crédito es esta: poder postergar el pago de nuestros gastos. Eso es lo que la distingue de una tarjeta de débito, que, en cambio, descuenta dinero de nuestra cuenta corriente o de ahorro a medida que la usamos. 

Ahora, ¿qué pasa cuando llega la factura de la tarjeta y no estamos en condiciones de pagar el saldo total? Este es el gran riesgo de no hacer un uso bien cuidado y pautado de nuestra tarjeta de crédito. La situación puede rápidamente volverse una de endeudamiento, porque el retraso del pago va haciendo que el monto adeudado se multiplique con la suma de intereses

La acumulación de intereses por no pagar deudas a tiempo genera un gasto extra.

¿Qué hago con la deuda que ya tengo?

Si no pudiste cancelar tu saldo de meses anteriores, estos son algunos consejos para salir del endeudamiento:

  • Dejá de usar la tarjeta que generó la deuda. Es el paso número uno. Guardá el plástico en tu casa y no lo uses hasta que hayas cancelado tu deuda. Hacé lo mismo si tenés más de una tarjeta de crédito.

  • Si tenés más de una tarjeta o deuda, escribilas en orden según la tasa de interés que aplique a ellas. Sin dejar de pagar el monto mínimo cada mes, priorizá el pago de la que aumente con una tasa de interés más alta.

  • Pagá lo máximo posible del gasto mensual. Cada monto que contribuyas por encima del pago mínimo será a tu favor, porque reducirá la cantidad que tengas que pagar a futuro con intereses aplicados.

  • Teniendo en cuenta tus ingresos, tus gastos mensuales y tu deuda, elaborá un plan de presupuesto mensual y llevá un registro escrito de todos tus gastos. Esto va a ayudarte a destinar suficiente capital al pago de tu deuda para saldarla lo antes posible.

  • Nunca canceles tarjetas con un mal balance. Esto va a perjudicar mucho tu puntaje
    crediticio. En esta nota podés leer más consejos y buenas prácticas para tener una buena calificación de crédito y ser un buen candidato a recibirlos.

  • En ocasiones, puede ser oportuno averiguar condiciones para obtener un préstamo con bajo interés que nos ayude a cancelar la deuda ya existente. Es importante recibir asesoramiento para estar seguros de que estamos optando por una opción que nos ayude y no otro crédito que vaya a endeudarnos más adelante.

¿Cómo me evito deudas a futuro?

Las siguientes son buenas prácticas crediticias para no caer en la deuda:

  • Buscá tarjetas de crédito con menores tasas de interés o con condiciones de pago que se adapten a tus necesidades. Asesorate tanto como puedas antes de decidir cuál es la mejor opción.

  • Apuntá a usar solo un 50% del límite mensual de tu tarjeta (y si es posible, menos). Esto va a garantizarte montos más accesibles a fin de mes, que van a estar más cercanos al pago mínimo.

  • Evaluá si estás usando la tarjeta por la comodidad del dinero electrónico. Si es así, tené una tarjeta de débito y llevala con vos; dejá la de crédito en casa. Vas a escaparte de la tentación de “patear el pago para más adelante”.

  • Todos los meses, aboná por encima del pago mínimo. En lo posible, pagá el saldo total. Si ya tuviste la experiencia de endeudarte con una tarjeta de crédito, es probable que hayas aprendido la lección: limitarse a abonar el pago mínimo es una solución a muy corto plazo.

  • Tené armado un presupuesto mensual y apegate a él. Si surge una compra o gasto fuera del plan, date tiempo para evaluar, en primer lugar, si es verdaderamente necesario, y en segundo lugar, si es posible hacer la compra con débito o efectivo (lo que nos evitaría un gasto a futuro).

  • Llevá un registro escrito de los gastos con tu tarjeta ANTES de ver la factura a fin de mes. Es posible consultar los movimientos de nuestra tarjeta con Online Banking, pero el ejercicio de escribir nuestros gastos a lo largo del mes nos ayuda a tomar conciencia de ellos y limitarnos si ya la usamos mucho en las últimas semanas.

  • Cuantas menos tarjetas de crédito tengas, mejor. Esto es así si tuviste dificultades de endeudamiento con una tarjeta en el pasado. Por eso es importante, antes de solicitar una tarjeta, averiguar cuál es la entidad o el crédito que mejores condiciones te ofrece.

Estas prácticas de uso responsable de nuestra tarjeta no solo van a librarnos de deudas futuras, sino que nos garantizan una alta calificación crediticia. Cuanto mejor haya sido nuestro comportamiento en el pasado para cumplir con pagos y salir del endeudamiento, mejor será nuestro perfil frente a entidades cuando solicitemos los créditos que elijamos.


¿Necesitás asesoramiento para encontrar el mejor crédito para vos? Visitá nuestra página o escribinos a  hola@gueno.com.ar