¿Qué es una tarjeta de débito?

¿Qué es una tarjeta de débito?

¿Qué es una tarjeta de débito? 1920 1275 Blog Güeno

Nos manejamos con dinero a diario. Aunque puede que pase un día en que logremos no gastar en ninguna compra o producto, lo más usual es que salgamos de nuestras casas llevando dinero en efectivo (billetes y monedas). Hoy en día, sin embargo, se está expandiendo el uso de dinero electrónico, que podemos manejar mediante tarjetas de débito o crédito.

Según un estudio realizado por el Banco Central de la República Argentina, en 2018 un 42% de los adultos del país contaba con una tarjeta de débito. ¿Cuáles son sus ventajas? Las transacciones electrónicas implican más comodidad, mejor organización, y, más importante, son en muchos casos el acceso principal a nuestra primera cuenta bancaria. Esto nos abre la puerta hacia nuevas opciones para usar, ahorrar o incluso aumentar nuestro dinero. 

¿Qué es una tarjeta de débito?

La tarjeta de débito es un plástico que porta una banda magnética y chip electrónico que nos permite interactuar con el dinero que tenemos guardado en una cuenta bancaria. Esta tarjeta guarda datos sobre el titular de la cuenta y está protegida por ciertos mecanismos de seguridad, entre ellos un código numérico o PIN que el dueño usa para autorizar transacciones.

Es importante recordar, entonces, que ser titular de una tarjeta de débito implica tenemos una cuenta corriente o de ahorros en el banco que la emitió. En esta cuenta insertamos dinero (ya sea haciendo depósitos en efectivo o recibiendo pagos que nos envían nuestros empleadores, por ejemplo) y luego podemos acceder a él utilizando nuestra tarjeta o sus datos vinculados.

Un 42% de los adultos argentinos posee una tarjeta de débito; esto las vuelve el producto financiero más utilizado en el país.

¿Qué datos están asociados a mi tarjeta de débito?

  • CBU y Alias. El CBU (que no debe confundirse con el número de 16 dígitos que aparece en el frente de la tarjeta) es el código numérico que identifica nuestra cuenta bancaria. Si queremos que alguien realice una transferencia a nuestra cuenta, por ejemplo, debemos indicarles nuestro CBU. Para facilitar este proceso, a cada CBU podemos asignarle un Alias de nuestra elección. Esta es una combinación de palabras que puede ser la que nosotros elijamos (incluso podemos cambiarla cuando queramos). De esta manera se vuelve muy sencillo recordar el nombre de nuestra cuenta bancaria y comunicarlo durante transacciones.
  • PIN. Clave numérica, en general de 4 dígitos, que es solicitada para autorizar transacciones desde cajeros o en puntos de venta.
  • Nombre de titular. Si bien en la tarjeta solo aparece impreso el nombre del titular, al momento de emitirla el banco asocia otros datos biométricos a la identidad de esa persona para poder vincularla a su cuenta bancaria y su tarjeta. Estos datos pueden ser su DNI, firma, foto o huella dactilar, por ejemplo.

Qué necesitás saber sobre una tarjeta de débito

—Permite hacer y recibir transferencias inmediatas con facilidad (es decir, enviar dinero desde nuestra cuenta hacia la cuenta de otro). En el 2018, la cantidad de pagos con transferencias hechos en Argentina creció un 65%.

—Con servicios como Home Banking (“banco desde casa”) podemos realizar muchas operaciones desde nuestra computadora o celular, de modo seguro y muy simple, que nos puede llegar a ahorrar horas de espera y atención en un banco físico.

—Si bien es cómodo utilizar el plástico para manejar nuestro dinero electrónico, acercándonos a un cajero electrónico podemos hacer extracciones de efectivo del dinero que hay en nuestra cuenta. Por facilitarnos este servicio, el banco puede cobrar una comisión, que suele ser un porcentaje bajo del dinero extraído.

—Podemos realizar transacciones con ellas en puntos de venta (por ejemplo, pagando en un supermercado), cajeros o utilizando home banking.

—Algunos bancos cobran una comisión por los movimientos que hagamos con nuestra tarjeta, o incluso por su emisión y mantenimiento. Este monto suele descontarse automáticamente del dinero que guardamos en nuestra cuenta. En algunos casos, las entidades bancarias ofrecen un primer período gratuito (por ejemplo, un año sin pagar la comisión anual por el mantenimiento de la cuenta).

—La posesión de una cuenta bancaria nos permite recibir pagos de manera remota. Por ejemplo, nuestro empleador puede transferirnos el pago del sueldo directamente a nuestra cuenta, y luego podemos acceder a ese dinero utilizando nuestra tarjeta.

¿Cuál es la diferencia con una tarjeta de crédito?

La tarjeta de débito utiliza el dinero que ya depositamos en nuestra cuenta del banco. En cambio, una tarjeta de crédito implica que el banco en cuestión nos “presta” dinero que podemos usar en transacciones (compras, pagos de servicios, etc). Al final del mes, recibimos una factura por la suma total de nuestros gastos y recién en ese punto tenemos que pagar al banco el dinero utilizado.

Podés leer una comparación más detallada entre tarjetas de crédito y débito en esta nota.


¿Querés leer más sobre finanzas personales? Contactanos a hola@gueno.com.ar o visitá nuestra página para seguir aprendiendo.