finanzas

¿Qué es una cooperativa?

¿Qué es una cooperativa? 2519 1080 Blog Güeno

La estructura básica de una cooperativa nació junto con las primeras sociedades. Desde tribus que necesitaban repartir actividades para la supervivencia, hasta las primeras organizaciones pre-industriales que generaban excedentes y decidían repartirlos entre dueños y trabajadores. Esta tendencia evolucionó a través de los siglos hasta convertir a las cooperativas en entidades legales reconocidas internacionalmente.

Una cooperativa es una organización formada por un grupo de personas para cumplir objetivos económicos, sociales y culturales en común. Es una agrupación democrática en donde las decisiones son tomadas por votos equivalentes de todos sus miembros.

La Alianza Cooperativa Internacional (ACI), una federación que representa a estas organizaciones en todo el mundo, ofreció en 1995 la siguiente definición: «Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada».

El mínimo de integrantes de una cooperativa es dos personas, pero deben sumar al menos un tercer socio antes de cumplirse 5 años desde su creación.

¿Qué son los estatutos de una cooperativa?

Como una cooperativa es una organización autogestionada, es necesario que elabore las normas y reglas que van a poner un orden en su funcionamiento. A estas normas creadas cuando se conforma la cooperativa se las conoce como estatutos. Los estatutos, entonces, son acuerdos que establecen decisiones sobre los siguientes aspectos:

  • Nombre
  • Tipo de sociedad
  • Domicilio social
  • Duración prevista
  • Objetivo
  • Capital social mínimo
  • Aportación mínima de cada socio a ese capital
  • Cómo se repartirán pérdidas o beneficios entre sus miembros (en general, en partes iguales).

¿Qué tipos de cooperativas existen?

El tipo de cooperativa, que es definido cuando esta se establece, dependerá de la actividad principal que va a realizar:

  • Cooperativas agrarias
  • Cooperativas de trabajo asociado
  • Cooperativas de consumidores y de usuarios
  • Cooperativas de servicios

Estas cuatro que mencionamos son consideradas “primarias”, y permiten la modalidad de cooperativa expreso: es decir, pueden ser creadas en dos días hábiles con un máximo de hasta 10 personas.

Otros tipos de cooperativas son:

  • Cooperativas marítimas, fluviales y lacustres
  • Cooperativas de seguros
  • Cooperativas de crédito
  • Cooperativas de enseñanza
  • Cooperativas de viviendas
  • Cooperativas sanitarias
  • Cooperativas integrales

Diferencias con una mutual

Como dijimos, una cooperativa se forma como una forma de ayuda mutua entre sus socios. En este sentido, el concepto recuerda al de una mutual. La principal diferencia es que una mutual no tiene objetivos de producción, si no de prevención: existe para ayudar a sus miembros ante situaciones que lo vuelvan necesario. Podés leer más sobre las sociedades mutuales en esta nota, y sobre las diferencias entre ambas organizaciones en esta nota.


¿Tenés más dudas como esta? Te invitamos a escribirnos a hola@gueno.com.ar para que las respondamos en nuestra próxima nota.

¿Qué es una mutual?

¿Qué es una mutual? 2519 1080 Blog Güeno

Una mutual o sociedad mutual es una organización constituida por personas que colectan fondos para luego destinar a las necesidades de alguno de sus socios cuando así lo necesiten. Es decir, los miembros de esta institución contribuyen con cuotas periódicas a la acumulación de un capital que será usado según una necesidad individual en un momento dado. Está constituida sobre un principio de reciprocidad.

¿A qué se destinan esos fondos? Esto va a depender del tipo de mutual del que se trate. Algunas funcionan como una compañía de seguros; es decir, los miembros accederán al dinero en caso de un imprevisto, que puede cubrir casos como accidentes, enfermedades, despidos, orfandad, viudez, etc. Otras recaudan fondos para poder generar créditos otorgados a sus miembros. Asimismo hay distintos factores que suelen unir a esta colectividad, por ejemplo, una profesión en común, zona geográfica, pertenencia a otra institución, etc.

Es enorme la cantidad de fines por los que puede fundarse una sociedad mutual, y algunas incluso ofrecen cobertura frente a más de una de estas situaciones.

¿Qué tipos de mutuales existen?

Algunos tipos usuales son:

  • De seguros
  • De colecta de pensiones (para jubilados)
  • Profesionales
  • De financiación (cesión de créditos)
  • De vivienda

Origen

Las mutuales como organización tienen tanta historia como la vida en sociedad. Ya en la Grecia antigua existían sociedades de ahorro de fines similares, y en la Edad Media en Europa existían agrupaciones similares para administrar asuntos como lecherías, sepulturas o construcción de catedrales.  

¿Cómo funcionan?

Si bien estas organizaciones son privadas, no tienen fines de lucro. Es decir, su objetivo no es multiplicar el dinero que acumulan, si no administrarlo y repartirlo entre sus miembros cuando sea necesario.
Suelen ser autogestionadas. Quiere decir que no contratan a terceros para manejar su administración, por lo que no tienen altos gastos de gestión.
Así como todos realizan aportes a la recolección de dinero, los efectos de los intereses suelen ser repartidos y cubiertos por todos los integrantes.

Diferencias con Cooperativas

Una cooperativa, al igual que una mutual, se forma como una forma de ayuda mutua entre sus socios. La principal diferencia es que una mutual no tiene objetivos de producción, si no de prevención: existe para ayudar a sus miembros ante situaciones que lo vuelvan necesario. Podés leer más sobre las sociedades mutuales en esta nota, y sobre las diferencias entre ambas organizaciones en esta nota.


¿Tenés más preguntas como estas? Escribilas a hola@gueno.com.ar para que nuestro equipo las tenga en cuenta en futuras notas.

¿Qué es el dólar? ¿Por qué es tan caro?

¿Qué es el dólar? ¿Por qué es tan caro? 150 150 Blog Güeno

¿Qué es el dólar? ¿Por qué se dice que “vale más que el peso”? ¿Por qué es que la gente elige comprar dólares y que su valor cambia constantemente? Estas son preguntas que seguro en algún momento todos nos hicimos, sobre todo con la frecuencia con la que en los medios se oye la mención del valor, compra y venta de dólares.

El dólar es el medio de intercambio principal utilizado en Estados Unidos, y que también es aceptado como moneda corriente en otras regiones o países. Por ejemplo, Ecuador, Salvador y Puerto Rico también utilizan el dólar como moneda oficial.

¿Por qué es tomado como valor referente a nivel internacional?

Muchos países miden su moneda contra la del dólar; es decir, se fijan a cuántos pesos locales equivale el dólar. ¿Por qué? Porque el dólar es una moneda que media con frecuencia en negocios internacionales. Todos los países están acostumbrados a hacer negocios con esta moneda, así que es una divisa que muchas naciones tienen en común.

Esto es así desde mediados del siglo XX, cuando Estados Unidos se instaló como potencia luego de las guerras mundiales. Es posible que en el futuro la moneda tomada como referencia sea otra, como el yen chino.

¿Por qué es más caro que el peso argentino?

A simple vista, la comparación entre el peso argentino y los dólares pueden hacer parecer que un dólar es “caro” mientras que un peso es “barato”. En realidad, la variación de sus valores se da solo como consecuencia de otros factores económicos en juego dentro de cada país.

¿Que hace variar el valor de la moneda local?

Estos son algunos factores que pueden modificar el valor de la moneda local (y por lo tanto hacer que en comparación otra moneda “valga más”:

  • Inflación
  • Aumento en la impresión de dinero físico
  • Términos de cambio de divisas; por ejemplo, si existe una limitación en la compra de otra moneda, como el cepo cambiario.
  • Recesión (caída en el Producto Bruto Interno del país)
  • Especulación; grandes cambios dentro del país (por ejemplo, un cambio de gobierno) puede hacer fluctuar los montos de moneda local o extranjera que las personas o empresas deciden tener. Esto hará variar su valor por el fenómeno de oferta y demanda.

¿Tenés más dudas como esta? Escribilas a hola@gueno.com.ar para que nuestro equipo pueda tenerlas en cuenta en futuras notas.

 

¿Qué es la refinanciación?

¿Qué es la refinanciación? 2520 1080 Blog Güeno

¿Alguna vez te quedaste atrás con el pago de las cuotas de un crédito? ¿Sufriste la acumulación de intereses que te hicieron arrepentirte de no haber pagado el saldo total de tu tarjeta? Si fue así y te encontraste acumulando una gran deuda, seguramente investigaste maneras de salir de la situación. En esta nota ya expusimos algunos consejos que pueden servirte en casos como este.

Una de las posibles soluciones que se sugiere a personas que acarrean deudas es la refinanciación o reestructuración de su crédito. También solemos cruzarnos con el término refinanciación cuando investigamos para solicitar un crédito, hipoteca u otro producto financiero; puede que descubramos que el crédito que nos interesa ofrece la posibilidad de refinanciarse en el futuro.

¿Qué es refinanciar?

Una refinanciación es una renegociación de los términos de un crédito que ya ha sido concedido. Esto puede implicar tanto modificar las condiciones del producto financiero para que el cliente sea capaz de cancelar su deuda, como expandir el tope de dinero que el cliente puede recibir de la misma entidad.

Entonces, refinanciar puede plantear cambios en:

  • Plazos. Podría extenderse el plazo de devolución máximo que se había fijado.
  • Tasas de interés. Podrían renegociarse las tasas que aplican para favorecer al cliente y ayudarlo a pagar su deuda.
  • Cantidad de cuotas a pagar. Podría variar el total de cuotas a pagar, así como el monto a pagar en cada una.
  • Monto máximo al que accede el cliente. Si se trata de un crédito mensual, por ejemplo (com el que ofrece una tarjeta de crédito), y el cliente se encuentra en condiciones cómodas de pagar su saldo mes a mes, puede solicitar una extensión de su tope y tener acceso a más dinero en el mismo plazo.

Si la solicitud de refinanciación se da a raíz de una deuda, este cambio de condiciones incentivará al cliente a cancelar (pagar totalmente) el monto adeudado.

Refinanciar es idear un plan para que se vuelva posible pagar una deuda acumulada.

¿Cuándo necesito refinanciar?

Como dijimos, hay dos situaciones en las que consideraríamos solicitar una refinanciación:

  • Si nuestras finanzas nos permiten aumentar los gastos cómodamente y deseamos acceder a más dinero por mes
  • Si las condiciones actuales hacen que saldar nuestra deuda sea inaccesible. 

Si se trata de una deuda, en general, la opción de refinanciar tiene más probabilidad de ser concedida si el cliente la solicita en los primeros meses de morosidad. Esto quiere decir que si fallamos en pagar nuestro saldo total por dos meses, ya debemos prever lo antes posible nuestra dificultad para devolver el dinero en meses posteriores. Más aún si consideramos que la acumulación de intereses volverá nuestra deuda cada vez más grande. 

Por lo tanto, el momento para solicitar la refinanciación de una deuda es lo antes posible, apenas descubrimos que no podremos pagar la siguiente cuota. Admitir que necesitamos refinanciar no va a perjudicar nuestro historial crediticio; al contrario, es una forma de demostrarse como cliente responsable frente a la entidad que nos prestó el dinero, y prevenir que la acumulación de deuda nos anote en listas de mora, como el Veraz.

En resumen…

Recordá que la refinanciación es un acuerdo entre las dos partes: el cliente y la entidad en cuestión. El objetivo es que ambas partes queden de acuerdo en nuevas condiciones para que la deuda pueda ser cancelada.
La entidad no puede reestructurar las condiciones del crédito sin consentimiento del cliente. Por lo tanto, si sospechás que las condiciones de tu crédito cambiaron sin tu aprobación, ponete en contacto inmediatamente con la entidad para aclarar la situación.
Recordá que para evitar incurrir en mora y deudas a futuro, y para no tener que solicitar refinanciaciones, es conveniente asesorarte extensivamente sobre cuáles son los mejores créditos disponibles para tu caso y cuál es el que mejores condiciones ofrece desde un principio.

¿Hay créditos para los que están en el Veraz?

¿Hay créditos para los que están en el Veraz? 5472 2352 Blog Güeno

Como explicamos en esta nota, el Veraz es un registro que recolecta información sobre las personas para determinar su capacidad o probabilidad de devolver un crédito o préstamo en el futuro.

Es decir, Veraz elabora un perfil de las personas que presenten historiales relevantes en los ámbitos financiero, jurídico, crediticio y comercial. Si los perfiles elaborados muestran rasgos que convierten a esa persona en un riesgo de inversión, algunas entidades financieras niegan a esa persona el acceso a un crédito o préstamo.

Sin embargo, sí existen instituciones dispuestas a prestar su dinero a personas aun si se encuentran en el Veraz. Es más: cuando se vuelve difícil pagar aquellas cuotas o intereses que llevaron a una persona a figurar en el Veraz, son estas mismas entidades las que ofrecen créditos que ayudan a esas personas a salir de la deuda.

¿Cómo son los créditos para personas en el Veraz?

Dado que se asume que las personas que figuran en el Veraz representan un riesgo mayor que las que siempre tuvieron un muy buen historial crediticio, es usual que estos créditos tengan características o condiciones distintas a aquellos ofrecidos por un banco tradicional.

Algunas de estas características diferenciales son:

  • Tasas de interés más altas. Las empresas financieras usualmente demandan tasas de interés más altas que bancos tradicionales. En esta nota podés leer por qué.

  • Montos más bajos. Es posible que los montos a los que tengan acceso personas que figuran en el Veraz no sean tan altos como los ofrecidos por bancos tradicionales.

  • Plazos de devolución más cortos. Este tipo de crédito puede tener un plazo de devolución de entre 6 meses y 5 años, aproximadamente.

Además, es posible que se exijan estas condiciones:

  • Ser mayor de 18 años
  • Residir en el país
  • Recibir un sueldo mensual

Sin embargo, siempre tengamos en cuenta que cada entidad establecerá sus propias condiciones e incluso estará dispuesta a negociarlas con el cliente para concretar el crédito o préstamo.

¿Cómo sé si estoy en el Veraz?

Si no estás seguro de si aparecés en el Veraz o no, podés solicitar al organismo un informe que detalle tu situación actual. Este informe puede pedirse cada seis meses de forma gratuita. En esta nota detallamos los pasos a seguir para obtenerlo, así como toda la información que te será brindada cuando lo solicites.


¿Querés conocer cuál es el mejor crédito para vos? Visitá nuestra página o escribinos a hola@gueno.com.ar para que te asesoremos.

¿Qué son las empresas financieras?

¿Qué son las empresas financieras? 2521 1080 Blog Güeno

Las financieras (también conocidas como instituciones o empresas financieras) son entidades que median entre personas o empresas (sus clientes) y el resto del del mercado financiero. Así, si una persona o empresa quiere invertir su dinero, refinanciar una deuda pendiente o solicitar un préstamo, por ejemplo, es posible que solicite asesoramiento de una financiera en uno de los diversos servicios que ofrecen.

¿Por qué existen?

En el mercado financiero pueden darse simultáneamente estos dos escenarios; por un lado, una persona que viene ahorrando parte de su sueldo hace meses decide que quiere invertir su dinero para que este no pierda valor e, idealmente, se multiplique. Por otro lado, una pequeña empresa familiar busca una inversión que le permita expandirse y multiplicar sus ganancias en los próximos años. Lógicamente, la solución ideal es que la persona de los ahorros preste su dinero a la pequeña empresa, donde será usado estratégicamente para aumentar los ingresos de ambos en el mediano plazo.

Las financieras cumplen la función de hacer el nexo en situaciones como estas y tomar el dinero de clientes inversores para prestarlo a clientes que lo emplearán. Es decir, canalizan los ahorros de la gente para reinvertirlos. Facilita esa fuente de dinero que es destinada a la generación de productos y servicios que el mismo público necesita.

¿Cómo genera ganancias una financiera?

La financiera genera sus ganancias a partir de porcentajes de los montos que mueve; los retiene a manera de comisiones. Los intereses que una financiera cobra a quienes solicitan un préstamo o crédito de ella son notablemente más altos que los que podría cobrar un banco. De la misma manera, también serán más altos los intereses que la financiera facilite a sus clientes a la hora de cobrar los frutos de su inversión.

Es por eso que las financieras existen como alternativa de inversión a los bancos. Si bien pueden representar un riesgo de inversión más alto que el que significa prestar dinero a un banco tradicional, también es cierto que las ganancias del inversor pueden llegar a ser mucho más altas.

¿Qué servicios ofrecen?

  • Inversiones
  • Otorgamiento de créditos y préstamos
  • Refinanciamientos de créditos
  • Asesoramiento financiero: ayuda en la evaluación de la situación financiera de sus clientes, así como consultoría sobre posibles decisiones a tomar. También tiene el rol de educar a su público sobre aspectos fundamentales del mercado financiero.
  • Compra y venta de productos financieros (como acciones de empresas, divisas, etc)
  • Investigación y estudio del mercado financiero-Hipotecas
  • Leasings

¿Tenés más preguntas o dudas como esta? Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.

¿Qué son los bancos digitales?

¿Qué son los bancos digitales? 2520 1080 Blog Güeno

Es probable que en los últimos meses te hayas encontrado con frecuencia con el término FinTech. Este es el nombre que se le da al mundo de las tecnologías de la finanza (financial technologies), y en notas previas hemos hablado sobre las nuevas tendencias: accesos de seguridad que usan datos biométricos, expansión de servicios como el Home Banking, entidades no bancarias que ofrecen tarjetas de débito sin costo.

Los bancos digitales, a veces apodados “neobancos”, son un agente clave en el mundo de las FinTech. Son entidades que ofrecen casi todos los servicios que brinda un banco tradicional, pero no cuentan con sucursales físicas ni atención al público presencial.

Esta modalidad de banco surgió como respuesta a incomodidades que los clientes solían encontrar en bancos tradicionales; por ejemplo, tiempos de traslado o excesiva burocracia. La posibilidad de administrar las finanzas de manera remota y en tiempo real es lo que vuelve a los bancos digitales tan atractivos a pesar de su aparición reciente.

¿Cómo funcionan?

Estos bancos funcionan en su totalidad de forma virtual. Toda la información está registrada en documentos digitales, y los clientes pueden gestionar sus cuentas y servicios a través de aplicaciones o páginas de internet. Algunas entidades digitales también emiten tarjetas para realizar pagos electrónicos en comercios.

Su condición de ser digital no vuelve a un banco menos seguro.

Tenemos que recordar que toda la información y movimientos de dinero que el banco maneja estará protegida por altísimos programas de seguridad que impiden el acceso. Esto incluye registro y comprobación de datos biométricos en tiempo real o uso de tokens y autorizaciones mediante toma de huellas, fotos, etc.

¿Qué ofrecen?

En principio, los bancos digitales ofrecen los mismos servicios que un banco tradicional, exceptuando la extracción de dinero en efectivo. Es decir, sirven para explotar todas las ventajas del dinero electrónico.

Algunos ejemplos de servicios que distintos bancos digitales ofrecen son:

¿Qué bancos digitales hay en Argentina?

  • Brubank
  • Willobank
  • Rebanking
  • Openbank
  • Naranja
  • Ualá
  • Nubank

¿Tenés más preguntas o dudas como esta? Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.

¿Cuáles son las ventajas de tener una cuenta en un banco?

¿Cuáles son las ventajas de tener una cuenta en un banco? 5184 1879 Blog Güeno

Hay un proceso de digitalización que se está dando en todo el mundo, y el ámbito de las finanzas no se queda afuera. Si bien puede parecernos reconfortante tener nuestro dinero físico en las manos, es innegable que manejarnos únicamente con efectivo va a traer grandes limitaciones a mediano o largo plazo. ¿Dónde vamos a guardar nuestros ahorros? ¿Qué pasa si lo perdemos o se nos daña? ¿Puedo llevar un registro exacto de mis ingresos y gastos si solo me muevo con billetes?

En Argentina, un 50% de las personas recibe sus ingresos en cuentas bancarias.

Encuesta realizada por BCRA

La bancarización es el proceso por el cual personas que nunca tuvieron cuentas bancarias optan por crear una a su nombre, o adquieren una al ser contratados por un empleador o al unirse a una institución. Debido a la cantidad de ventajas que significa guardar nuestro dinero en un banco, y la manera en que simplifica las finanzas de una sociedad, siempre será el objetivo hacer crecer el porcentaje de personas bancarizadas en un país.

¿Cuáles son las ventajas de estar bancarizado?

  • Sin efectivo. No hay necesidad de movernos con efectivo; solo hace falta llevar con nosotros nuestra tarjeta (de débito, por ejemplo). Si un comercio o compra no da lugar al uso de tarjeta, podemos extraer una pequeña cantidad de efectivo de un cajero.

  • Control de nuestros gastos. Hasta el mínimo movimiento del dinero en nuestra cuenta queda registrado y podemos consultar el registro de todos nuestros gastos desde online banking, aplicaciones en el celular, cajeros o resúmenes de cuenta a fin de mes. Aunque no lo parezca, ver nuestros gastos plasmados en una lista puede concientizarnos sobre cómo estamos usando nuestro dinero y ayudarnos a tomar buenas decisiones para administrarnos. 

  • Débito automático. Cuando nos suscribimos a un servicio que vamos a tener que abonar mensualmente, se nos da la opción de que el cobro se realice de nuestra cuenta de manera automática al principio del mes. Es una buena opción si en nuestra cuenta existe un depósito lo suficientemente alto como para abonar nuestros servicios. La gran ventaja es que no tendremos que pagar intereses por vencimiento de pagos

  • Dinero guardado en un lugar seguro. Tenemos la garantía de que el dinero que depositamos nos pertenece y está siendo cuidado. A diferencia del efectivo, este no puede perderse o ser robado. El acceso a nuestra cuenta estará protegido con sofisticadas medidas de seguridad. 

  • Guardar ahorros o hacerlos crecer. Guardar nuestro dinero en una entidad financiera equivale a prestárselo. La recompensa nos llega en forma de intereses proporcionales a nuestro depósito, que el banco suma mensualmente a nuestro favor. Sin embargo, no todos los tipos de cuentas generan ingresos significativos. Si lo que queremos es multiplicar nuestros ahorros, conviene la opción de un plazo fijo, que tiene altas tasas de interés pasivo.

  • Emisión de una tarjeta de débito. Una tarjeta de débito será el equivalente a llevar efectivo con nosotros. El dinero que gastemos con ellas se descontará del depósito en nuestra cuenta, de modo que nunca podremos gastar con ella más del monto que efectivamente tenemos (es decir, no puede generarnos deudas como sí puede una tarjeta de crédito). Podés leer ventajas de tener una tarjeta de débito en esta nota.

  • Emisión de una tarjeta de crédito. Su principal beneficio es que aumenta nuestro poder de compra en un momento dado. Es útil para pagar nuestros costos fijos o realizar grandes compras que prefiramos abonar en cuotas mensuales. Podés leer ventajas de tener una tarjeta de crédito en esta nota.

De las personas bancarizadas en Argentina, solo un 24% se maneja con dinero electrónico (online banking o tarjetas. El resto extrae el efectivo para emplearlo.

Encuesta realizada por BCRA
  • Promociones. Para fomentar la bancarización y el uso de sus productos financieros, cada banco ofrecerá diversos beneficios a sus clientes. Puede darse en forma de propuestas ligadas a otras empresas (descuentos, acumulación de puntos, cuotas sin interés, etc) o en forma de paquetes de productos financieros que el mismo banco nos ofrece (por ejemplo, caja de ahorros vinculada a cuenta corriente).

  • Préstamos. Estar asociado a una entidad por tener una cuenta en ella puede darnos preferencia a la hora de acceder a un préstamo. Además, ayuda a empezar a construir un historial financiero que puede hacer subir nuestro puntaje crediticio. Por ejemplo, si tenemos una tarjeta de crédito de la que hacemos un uso responsable y pagamos su saldo total mes a mes, en el futuro nos será mucho más fácil acceder a préstamos y créditos ofrecidos por cualquier entidad financiera.

  • Transferencias y otras operaciones por Online Banking. El dinero electrónico nos ahorra la necesidad de trasladarnos para recibir ingresos o realizar pagos. Podemos pagar nuestras facturas o hacer transferencias a cualquier cuenta desde cualquier dispositivo con conección a internet. Con la misma facilidad podemos consultar todos los movimientos en nuestra cuenta, emitir comprobantes, compartir nuestro CBU o editar nuestro alias, etc.

¿Hay desventajas de tener una cuenta en el banco?

Considerando todos los beneficios que implica, estar bancarizado no tiene desventajas prácticas. Lo que sí debemos considerar al evaluar si abrir una cuenta o qué tipo de cuenta abrir, es qué costos de servicio incurrirán en nuestro caso.

Los bancos ofrecen cajas de ahorro de apertura y mantenimiento gratuito o con costos relativamente bajos. Ambas son convenientes si solamente se busca guardar el dinero en un lugar seguro, disponer de él con una tarjeta o por Online Banking y empezar a familiarizarnos con servicios que el banco permite. Los costos que pagaremos estarán vinculados a cargos anuales de mantenimiento, uso de cajeros de otra red de bancos, por ejemplo.

Ahora bien, otros tipos de cuenta, como cuentas corrientes, pueden tener costos de servicio más elevados. Algunas cuentas incluso requieren un depósito mínimo siempre presente en la cuenta y cobrarán una comisión si el monto en ella estuviese por debajo del mínimo.

Para conocer los gastos que cada cuenta en particular va a significarnos, es importante asesorarnos ampliamente antes de abrir una cuenta para decidir qué entidad financiera y qué tipo de cuenta es la más conveniente para nosotros.


¿Tenés más preguntas como esta? Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.

¿Qué es una entidad financiera?

¿Qué es una entidad financiera? 4680 1950 Blog Güeno

Las entidades financieras son instituciones que median entre los clientes y el mercado financiero. ¿Qué quiere decir esto? Que son las instituciones o grupos a los que necesariamente tenemos que acudir para conseguir ciertos productos financieros o recibir asesoramiento en operaciones vinculadas a nuestras finanzas (tener y usar cuentas corrientes, cajas de ahorro, gozar de créditos, préstamos, seguros, hipotecas, son algunos ejemplos).

Los bancos, ya sean de administración pública o privada, son lo primero en lo que solemos pensar al oír el término entidad financiera. Pero también se refiere a compañías financieras, sociedades de ahorro o préstamo, cajas de crédito, fondos de inversión, etc. 

¿Cómo funcionan?

Muchas entidades financieras pueden cumplir sus funciones gracias a que tienen un excedente de dinero. Su rol es ofrecer ese dinero a clientes (personas o instituciones) con el objetivo de prestar servicios económicos a la sociedad y a la vez multiplicar sus propias ganancias. Mediante un abanico de servicios y productos, las entidades financieras ayudan a sus clientes a gestionar su dinero, proveyendo seguridad, asesoramiento y facilidad en sus trámites.

Hay entidades financieras que, a la inversa, necesitan recolectar fondos para desarrollar sus operaciones (por ejemplo, un fondo o banco de inversión). En este caso, son los clientes quienes ofrecen su excedente de dinero para que esta entidad pueda invertirlo en formas que generen ganancias para ambos. Es otra de las maneras en que los clientes confían su dinero a una entidad destinada a cuidarlo y/o multiplicarlo.

Dada la importancia de estas entidades, suelen estar reguladas por el gobierno y por otros entes o instituciones. Por un lado, esto implica que las instituciones deben adaptarse a medidas y reglas impuestas como forma de protección a sus clientes. Por ejemplo: poner límites a las tasas de interés que los bancos demandan a sus clientes. Por el otro lado, los entes reguladores buscan garantizar la supervivencia y estabilidad de las principales entidades financieras, apoyándolas en caso de crisis o dificultades.

¿Qué servicios ofrecen?

Operaciones Pasivas

Operaciones Activas

  • Préstamos. Se le da al cliente un monto de dinero que será devuelto pasado un plazo acordado, sumado a los intereses pautados.

  • Créditos. Se da al cliente acceso a fondos, fijando un límite de gastos en un plazo determinado. El cliente debe devolver el dinero utilizado, sumando los intereses que se aplican periódicamente.

  • Hipotecas. Se concede al cliente un préstamo, tomando como garantía de pago un inmueble. El inmueble podría usarse como forma de pago en caso de incumplir el pago del préstamo.

  • Leasing. Se alquila o presta un bien o inmueble al cliente, dándole la posibilidad de comprarlo al cabo del plazo acordado.

¿Cómo ganan dinero?

Si las entidades solo tienen la función de “mover” el dinero de sus clientes, ¿cómo es que se enriquecen? Como ya vimos, cada entidad financiera puede ofrecer distintos productos o servicios. Sin embargo, estos son los mecanismos usuales por los que sus operaciones generan ingresos:

  • Ganando márgenes de interés. Los intereses que el banco paga a sus clientes en operaciones pasivas son más bajos que los intereses que cobra en operaciones pasivas.

Por ejemplo, los intereses mensuales que un banco nos paga por mantener nuestro dinero en una cuenta corriente son un porcentaje muy inferior a los intereses que se nos cobran respecto al saldo que usamos con nuestra tarjeta de crédito. Con esa diferencia entre tasas de interés, denominada margen de intermediación, el banco genera gran parte de sus ganancias.

  • Cobrando comisiones por servicios. Al contratar productos y servicios de una entidad financiera, tenemos que considerar los costos de servicio que estarán implicados. Estos pueden cobrarse como un porcentaje del monto manejado en la operación. Las comisiones más grandes suelen ser las derivadas de métodos de pago (transacciones, uso de cheques, uso de tarjetas, etc).

¿Tenés más preguntas sobre tipos de productos financieros? Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.

Diferencias entre Caja de Ahorro y Cuenta Corriente

Diferencias entre Caja de Ahorro y Cuenta Corriente 5259 1656 Blog Güeno

Tanto una caja de ahorros como una cuenta corriente son depósitos: formas en que un banco o entidad financiera guarda nuestro dinero. En ambos casos, el monto que elegimos guardar en nuestra cuenta funciona como un préstamo que le hacemos al banco. Cuando queramos recuperarlo mediante distintas operaciones (transferencias, extracciones, pagos con tarjeta de débito, etc), ese dinero será devuelto nosotros y se restará de nuestro saldo en la cuenta.

Ambos tipos de depósitos nos ofrecen beneficios, como la seguridad de nuestro dinero, acceso a Online Banking, o un pequeño aumento de saldo por la suma de intereses mensuales que el banco nos da (después de todo, seguimos prestándole al banco el dinero que no usamos y esta es nuestra forma de cobrar intereses). Ahora bien ¿cuáles son las características de cada depósito y en qué caso conviene elegirlos?

Caja de Ahorro

Según el BCRA, un 29% de los Argentinos tiene depósitos en cajas de ahorros

Es una buena opción para guardar el dinero a mediano o corto plazo. En general es elegida por clientes comunes para sus finanzas personales.

  • Algunas entidades y bancos públicos ofrecen su apertura y mantenimiento sin costo alguno, así como la emisión de una tarjeta de débito sin costo.

  • Suelen estar asociadas a una tarjeta de débito, la herramienta más útil para manipular el dinero en nuestra cuenta.

  • El banco añade al saldo del cliente la suma de intereses. Representan un porcentaje mensual del monto del saldo a fin de mes, aunque estos intereses suelen ser muy bajos.

Cuenta Corrienta

Según el BCRA, solo un 10% de los Argentinos tiene depósitos en cuentas corrientes

En principio, tiene un funcionamiento similar al de una caja de ahorros, pero permite servicios que aumentan el poder de compra. Por esto, en general es elegida por empresas, compañías o profesionales que la usan para mover mayores montos vinculados a operaciones ejecutivas (pagar servicios, proveedores, sueldos, etc). 

  • Permite giros en descubierto. Esto es, utilizar más dinero del que hay al momento en la cuenta. Esta cantidad extra tiene un límite que es acordado con la entidad al momento de crear la cuenta.

  • Los giros pueden emitirse utilizando cheques. Estas son autorizaciones en papel para recibir o transferir dinero. El dueño de una cuenta corriente recibe un talonario de cheques que podrá completar y usar para sus operaciones.

  • Dado que el uso de la cuenta corriente da lugar a extracciones o gastos superiores al saldo, genera una deuda que se pagará en el futuro. Significa que tiene un funcionamiento muy similar al de una tarjeta de crédito. Por lo tanto, dependiendo de los montos manejados, este tipo de cuenta podría ir asociado a una tarjeta de crédito emitida por la entidad.

  • A diferencia de la caja de ahorro, suele requerir un saldo mínimo para su apertura.

¿Tenés más preguntas sobre tipos de productos financieros? Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.