inflación

¿Qué es la inflación?

¿Qué es la inflación? 2520 1080 Blog Güeno

Sabemos que los precios aumentan, a veces a un ritmo que no comprendemos. Estamos acostumbrados a ver frecuentes cambios en los productos y servicios de siempre pero ¿conocemos realmente el proceso de inflación?

La inflación es un indicador económico que señala la pérdida de valor de una moneda (medio de intercambio) a través del tiempo. Es un proceso que puede entenderse desde dos lados: por uno, el aumento de los valores de los servicios y productos que pagamos todos los días. Por el otro, refleja la pérdida de valor de la moneda en el mercado. Es decir, un peso cada vez alcanza para comprar menos cosas.

La inflación ocurre en casi todos los países. El problema es cuando es demasiado alta.

¿Cómo se mide?

Es un índice que suele medirse mensualmente y anualmente. La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios a lo largo de un período determinado.

Para medir la inflación, se suele tomar una canasta de unos 200.000 productos y servicios básicos y deducir de ella el Indice de Precios del Consumidor (IPC). El aumento de precios de estos elementos (que incluyen alimentos, vestimenta, vivienda, educación, etc) en relación al mes pasado permitirá elaborar un porcentaje de la inflación del período.

Tengamos en cuenta que, por ejemplo, un aumento del 80% en un servicio como el gas o la electricidad no implica que la inflación haya sido del 80%. Esto es porque hay muchos otros productos en la canasta de IPC que condicionan el número final.

¿Cuáles son las consecuencias de la inflación alta?

  • Menos ahorro y menos inversiones. El cambio desproporcionado de precios hace que perdamos noción de cuánto valen realmente los productos y servicios en oferta, y ante este escenario el consumo tiende a subir. Muchas personas deciden gastar en lugar de ahorrar o invertir, porque no conviene guardar el dinero en la moneda que se devalúa.

  • Mayor consumo. Si sabemos que los precios aumentan todos los días, es común que nos apuremos a realizar compras que de otra manera postergaríamos. Las personas consideran que el momento presente es cuando más bajos serán los precios que deban pagar, entonces efectúan tantos gastos como necesiten.

El problema de la inflación

Un índice de inflación alto y sostenido en el tiempo es perjudicial tanto para las personas (que no alcanzan a pagar los mismos servicios y bienes que antes, en la medida en que sus sueldos no reflejen el mismo aumento) como para las empresas (que si bien podrían tener mayor demanda de productos y servicios, a su vez afrontan costos de producción más altos).

Un incremento generalizado y constante de precios vuelve al mercado muy inestable e impredecible.

¿Por qué se compara el peso con otras monedas?

Cuando se dice que las monedas de otros países aumentaron (por ejemplo, los dólares o los reales brasileños), en realidad ese cambio no refleja algo en esa moneda, sino en la local. Un “dolar más alto” solo significa que el valor del peso (moneda local) disminuyó; se necesitan más pesos para comprar un dólar.

Sin embargo, esta comparación puntual no necesariamente estar atada a la disminución real del valor del peso. Una moneda ajena puede subir su valor debido al aumento de su demanda. Cuanta más gente quiera comprarla, más alto será su precio.


¿Tenés más preguntas como esta?  Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.

¿Qué son las tasas de interés? ¿Cómo funcionan?

¿Qué son las tasas de interés? ¿Cómo funcionan? 3100 1190 Blog Güeno

Los intereses pueden entenderse como el costo de haber usado dinero de una entidad financiera. Cuando solicitamos un préstamo o pagamos compras con una tarjeta de crédito, generamos el compromiso a futuro de devolver ese dinero a quien corresponda. Los intereses son la diferencia entre el monto de dinero que recibimos o que gastamos y el que eventualmente devolvemos.

¿Por qué existen los intereses? Básicamente, como compensación por el tiempo que transcurre entre que tomamos y reponemos el dinero en cuestión. La tasa de interés es el porcentaje del monto inicial que se sumará para contrarrestar la devaluación por el desplazamiento temporal entre la adquisición en sí y su pago, y como ganancia para la entidad que lo prestó.

La tasa de interés puede ser considerada “el precio del dinero”.

Cuando una persona pide dinero prestado o usa un crédito de una entidad financiera o banco, la tasa de interés que aplica se denomina activa. También existen tasas de interés preferenciales (más bajas), que son las que están promovidas por el gobierno o alguna institución, y por lo tanto permiten créditos con porcentajes de interés más rentables para quien los recibe. Suelen estar disponibles para pequeños comerciantes, nuevos clientes, miembros de algunas asociaciones, etc.

Pero no siempre son los clientes quienes pagan intereses. Los plazos fijos o depósitos son una forma en que prestamos nuestro dinero al banco a cambio de que lo devuelva en la fecha que estipulamos, habiendo sumado intereses a lo largo de los meses acordados. Es una forma de incrementar nuestro dinero, con una pequeña ganancia. La tasa de interés que aplica en este caso se denomina pasiva, porque es el banco o entidad quien la paga a su cliente.

Tipos de tasas de interés

Las tasas de interés serán fijas (mismo porcentaje todos los meses) o variables (un porcentaje que cambia con el paso del tiempo). También puede tratarse de intereses simples (que representan un único porcentaje, fijado en un principio) o compuestos (calculados en partes sumadas a lo largo de un período).

¿Las tasas de interés sirven para contrarrestar la inflación?

En parte, sí. Al interés nominal (diferencia entre el dinero que retiramos y el dinero que habíamos depositado) hay que restarle la tasa de inflación para obtener el interés real (cuál fue el porcentaje de incremento efectivo, que no se perdió por la inflación).

Las tasas de interés cumplen la función de compensar el gasto de dinero que la devaluación significa. Pero también es una forma de volver redituable la operación de prestar dinero o dar un crédito. La posibilidad de cobrar con intereses es lo que incentiva a las entidades financieras a prestar su dinero y dar créditos, y lo que hace que existan tantas opciones de crédito con distintas condiciones y tasas de interés.

¿Qué define las tasas de interés?

Las tasas son en gran parte fijadas por la demanda del mercado; cuanta más necesidad y de fondos existan, más altas serán las tasas de interés. Sin embargo, gracias a la multiplicidad de entidades y productos financieros que ofrece cada una, siempre habrá un amplio abanico de tasas de interés disponibles.

Es importante resaltar que tu puntaje crediticio puede influir en el porcentaje de intereses que apliquen en tus casos. Cuanto mayor hayas demostrado que es tu capacidad para devolver al banco el dinero prestado, menores serán las tasas de interés que te ofrezcan, porque se te considerará un riesgo menor. Podés leer cómo tener un buen puntaje crediticio acá.

Es fundamental conocer las tasas de interés que se aplican a los créditos que solicitamos. Debemos evaluar cómo los intereses afectarán los pagos finales que tengamos que hacer. Además, si la operación que elegimos implica intereses compuestos, tenemos que recordar la importancia de pagar nuestra deuda lo antes posible para escapar de la acumulación altísima e innecesaria de intereses.


¿Tenés más preguntas como esta?  Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.