mercado

¿Qué tipos de dinero existen?

¿Qué tipos de dinero existen? 1920 1202 Blog Güeno

Ya hablamos de el origen del dinero con el que nos manejamos hoy en día y dimos ejemplos de sus usos como medio de intercambio o depósito de valor.  Ahora, ¿sabías que los billetes y monedas que usamos todos los días no son el único tipo de dinero que existe? Exploremos al dinero en sus distintos formatos:

Dinero de Curso Legal

Estos son los billetes y monedas que frecuentamos. Cumplen con las características necesarias para funcionar adecuadamente como medio de intercambio. Están hechos de materiales de valor muy inferior al que representan. Imprimir un billete de $1000 cuesta los mismos materiales que imprimir uno de $5; esta es una de las razones por las que el billete de $2 en Argentina, que era de valor muy bajo, dejó de imprimirse. Los billetes y monedas son resistentes al uso y el paso del tiempo y protegerse con herramientas que impiden su falsificación. Como ya vimos, son entidades financieras oficiales y centrales las que están a cargo de imprimirlo. Este dinero puede ser intercambiado por el dinero legal de otros países (como dólares, euros, reales, etc).

Dinero Mercancía

El dinero legal, como dijimos, no tiene valor en sí mismo, sino que lo representa. El dinero mercancía, en cambio, sí posee valor de cambio. Ejemplos del dinero mercancía son la plata y el oro. Este tipo de dinero es todavía más antiguo que el que hoy usamos, porque tiene su origen en las épocas en que los productos se intercambiaban por trueque. Suelen ser medios de intercambio internacionalmente aceptados y su valor está atado a su material o su función en sí; es decir, no es definido por el gobierno o por una autoridad.

Dinero Pagaré

Esta es otra forma de representación del dinero. Es una promesa de pago por escrito. Un cheque o un pagaré son ejemplos de este tipo de dinero. Al llenar un cheque con la suma de dinero decidida o acordada, una persona o entidad promete a otra que le dará esa cantidad en el futuro.

Dinero Bancario

Como su nombre lo indica, este es el utilizado por bancos o instituciones financieras para transacciones hechas entre sí. Este dinero es “virtual”; es decir, no existe físicamente como billetes o monedas. Esto es porque las instituciones financieras suelen manejar más dinero del que físicamente poseen. Son un ejemplo los créditos y las deudas, que forman parte de la riqueza de un banco a pesar de que no aparecen en ellos físicamente.

Dinero Electrónico

La forma más moderna de dinero: el dinero virtual o electrónico. Es el que se usa y transmite a través de internet o con la ayuda de tarjetas electromagnéticas (tarjetas de débito y de crédito). Hoy en día es el formato más simple para hacer transacciones, y cada vez hay más y más comercios que se manejan con él. Incluso hay medios virtuales que están creciendo y se manejan exclusivamente con dinero virtual: algunos son MercadoPago, MercadoLibre, PayPal o PagoMisCuentas.


¿Tenés otras preguntas como esta? Te invitamos a que las compartas en hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.

¿Para qué sirve el dinero?

¿Para qué sirve el dinero? 1920 1280 Blog Güeno

Para terminar de entender qué es el dinero, es necesario que sepamos cuáles son sus funciones. Tenemos muy clara la utilidad del dinero a nivel personal: es lo que nos permite acceder a todo lo que necesitamos (como comida o medicamentos) o queremos (por ejemplo, ir al cine). No buscamos más dinero por el dinero en sí, sino porque lo entendemos como un vehículo para gozar de más y mejores bienes y servicios.

Ahora, ¿cuál es la función del dinero a nivel sociedad?

Básicamente, el dinero existe para cumplir tres roles.

  • Es un DEPÓSITO DE VALOR. ¿Qué pasa si guardo una suma de dinero que me sobró este año, y dentro de unos años quiero comprar algo con él, pero resulta que esos billetes ya no son válidos? ¿Y si en ese tiempo el dinero que guardé perdió casi todo su poder adquisitivo y ya no puedo comprar nada con él? Esto no debería ocurrir. Por eso el dinero debe funcionar como una manera de acumular y guardar valor en el tiempo. Su rol como depósito de valor es una garantía de que el dinero conservará su utilidad para futuros usos o transacciones.
  • Es una UNIDAD DE MEDIDA. Nos resultaría imposible comparar el valor de objetos o servicios entre sí sin utilizar una medida numérica. Por ejemplo, ¿a cuántas horas de clase dadas por un profesor equivaldría una computadora? La comparación siempre resultaría inexacta. El dinero sirve, entonces, para que decidamos y fijemos equivalencias entre los valores de todos los bienes y servicios, sin importar lo distintos que sean.

Teniendo en cuenta estos tres puntos, comprendemos que no cualquier medio puede ser usado como dinero. Por ejemplo, ¿sabías que hasta el siglo XV los aztecas usaban granos de cacao como moneda? Es evidente ahora que el cacao no cumplía con todas las condiciones a las que el dinero debe adaptarse para cumplir sus funciones.

¿Sabías que hasta el siglo XV los aztecas usaban granos de cacao como moneda?

El dinero tiene que ser:

— Intercambiable. Quiere decir, por ejemplo, que las monedas de un país pueden ser intercambiadas por las de otro, guiándose por una equivalencia.
— Duradero. Debe poder aguantar el paso del tiempo sin deteriorarse o estropearse. Por eso los billetes y las monedas están fabricados con los materiales adecuados.
— Divisible. Debe poder ser usado en cantidades tanto grandes como pequeñas, para transacciones de distinta relevancia.
— Portable. Las monedas y los billetes pueden transportarse con facilidad. Hoy en día también tenemos que pensar en las tarjetas electromagnéticas como un formato de dinero portable.
Oficial y limitado en su oferta. Si cualquier ciudadano pudiera fabricar dinero, sin duda lo imprimiría en grandes cantidades. La aparición descontrolada de dinero en circulación afectaría enormemente el valor de cada billete o unidad de moneda. Para que esto no ocurra, y para que el dinero conserve su valor constante, debe intervenir un organismo que regule su creación y circulación en la sociedad.

El dinero es un concepto mundial básico, y tendemos a naturalizar su presencia en nuestras vidas. En realidad, cuanto más comprendemos sobre cualquier ámbito, más poder ganamos para controlarlo. Si queremos aumentar el control que tenemos sobre el flujo de dinero en nuestra vida, entonces, debemos empezar por entender los conceptos fundamentales que lo comprenden.


Si tenés más preguntas como estas, te invitamos a que las compartas en hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.

¿Qué es el dinero?

¿Qué es el dinero? 1200 675 Blog Güeno

Todos los días nos manejamos con dinero, y estamos acostumbrados a usarlo en cantidades pequeñas. Nos resulta sencillo comprar una gaseosa o pagar la tarifa de un colectivo, por ejemplo. Pero pensar en manejar dinero en grandes cantidades puede resultarnos difícil, confuso o hasta estresante. “¿Por qué a veces gasto más de lo que tenía planeado?” “¿Cómo puedo hacer que me rinda más?” “¿Realmente necesito aprender a financiarme?”

Como el dinero va a estar siempre presente en nuestras vidas, es importante que lo entendamos y tengamos una buena relación con él.

Empecemos por sus orígenes.

En un principio, la sociedad se organizaba comerciando a través del trueque: un panadero daba a un carpintero sus productos a cambio de los de él, y este intercambio se consideraba un buen negocio. Pero el sistema tenía algunas complicaciones. ¿A cuántos kilos de pan equivalía una mesa, por ejemplo? O ¿qué pasaba si ningún panadero necesitaba muebles nuevos, el carpintero no podía conseguir pan? Cuantas más ofertas, bienes y productos aparecían en el mercado, menos efectivo se volvía el sistema de trueque. Este tipo de dificultades hizo que fuera necesario introducir en las negociaciones un elemento simbólico: el dinero.

En un principio, la sociedad comerciaba a través del trueque. Pero el sistema tenía algunas complicaciones. ¿A cuántos kilos de pan equivalía una mesa, por ejemplo? Este tipo de dificultades hizo que fuera necesario introducir en las negociaciones un elemento simbólico: el dinero.

Aparecieron las monedas, figuras de metal que el panadero podía dar al carpintero a cambio de muebles, y luego el carpintero podía dar a un alfarero cambio de sus productos. Estos metales eran un objeto que representaba a los bienes y servicios intercambiados en el mercado y permitía que todos accedieran a ellos. Eran fáciles de transportar y de guardar, no se desgastaban con el uso, y, fundamentalmente, tenían un valor que era reconocido en todo el mundo; en general, se trataba de metales preciosos como oro y plata.

Más adelante, con el desarrollo de entidades que regulaban la emisión y circulación del dinero, las monedas fueron reemplazadas por papeles que representaban su valor (billetes o papel moneda). A la larga, esto facilitó que cada nación creara sus propias monedas y naciera la comparación de valores entre ellas. Con los siglos fueron surgiendo nuevos formatos de dinero, desde cheques (papeles que representan una suma a pagar) o el dinero electrónico como lo conocemos hoy —sumas “virtuales” que pueden intercambiarse usando tarjetas electromagnéticas (tarjetas de débito o crédito) o plataformas digitales (transacciones bancarias online).

¿Qué es el dinero, entonces?

Es un bien que sirve como unidad de valor y medio de intercambio para saldar transacciones, y se usa tanto en forma física (monedas, billetes, cheques, etc) como virtual (electrónico).


Si tenés más preguntas como estas, te invitamos a que las compartas en hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.