prestamo

¿Hay créditos para jubilados?

¿Hay créditos para jubilados? 2520 1080 Blog Güeno

Cuando estamos pensando en solicitar un crédito, es conveniente que nos armemos un perfil sobre nuestra propia situación financiera y económica. Este perfil podría considerar aspectos que las mismas que observarían entidades a las que aplicamos con nuestra solicitud. Por ejemplo:

  • Empleo
  • Ingresos mensuales
  • Edad
  • Historial crediticio
  • Historial de deudas (si existen)

El perfil que se trata tiene el objetivo de medir nuestra capacidad para pagar el crédito en el futuro.

Por todo esto, en muchas personas surge la pregunta. Si estoy jubilado ¿tengo acceso a los mismos créditos?

¿Hay créditos para jubilados?

Sí, hay muchas opciones de créditos para jubilados. Pertenecen a una línea de créditos que suelen ser conocidos como créditos blandos, porque sus condiciones son más favorables que otros tipos de créditos. Suelen tener características como las siguientes:

  • Plazos de devolución amplios de entre 2 y 5 años

  • Intereses muy bajos

  • Límites en las cuotas a pagar, como porcentaje máximo del sueldo mensual del cliente

Créditos Blandos

Como dijimos, este tipo de créditos con el objetivo principal de beneficiar al cliente llevan el nombre de créditos blandos. Suelen ser ofrecidos por entidades públicas ya que su fin último no es de beneficio económico sino social.

¿Cómo saber si en tu caso conviene solicitar un crédito blando, o cuáles hay disponibles para vos? Para esto, conviene que te asesores extensivamente sobre créditos existentes y cuál se adecua a tu situación. Escribinos para que te ayudemos a encontrar el mejor crédito para vos.


¿Tenés más preguntas sobre tipos de productos financieros? Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.

¿Hay créditos para los que están en el Veraz?

¿Hay créditos para los que están en el Veraz? 5472 2352 Blog Güeno

Como explicamos en esta nota, el Veraz es un registro que recolecta información sobre las personas para determinar su capacidad o probabilidad de devolver un crédito o préstamo en el futuro.

Es decir, Veraz elabora un perfil de las personas que presenten historiales relevantes en los ámbitos financiero, jurídico, crediticio y comercial. Si los perfiles elaborados muestran rasgos que convierten a esa persona en un riesgo de inversión, algunas entidades financieras niegan a esa persona el acceso a un crédito o préstamo.

Sin embargo, sí existen instituciones dispuestas a prestar su dinero a personas aun si se encuentran en el Veraz. Es más: cuando se vuelve difícil pagar aquellas cuotas o intereses que llevaron a una persona a figurar en el Veraz, son estas mismas entidades las que ofrecen créditos que ayudan a esas personas a salir de la deuda.

¿Cómo son los créditos para personas en el Veraz?

Dado que se asume que las personas que figuran en el Veraz representan un riesgo mayor que las que siempre tuvieron un muy buen historial crediticio, es usual que estos créditos tengan características o condiciones distintas a aquellos ofrecidos por un banco tradicional.

Algunas de estas características diferenciales son:

  • Tasas de interés más altas. Las empresas financieras usualmente demandan tasas de interés más altas que bancos tradicionales. En esta nota podés leer por qué.

  • Montos más bajos. Es posible que los montos a los que tengan acceso personas que figuran en el Veraz no sean tan altos como los ofrecidos por bancos tradicionales.

  • Plazos de devolución más cortos. Este tipo de crédito puede tener un plazo de devolución de entre 6 meses y 5 años, aproximadamente.

Además, es posible que se exijan estas condiciones:

  • Ser mayor de 18 años
  • Residir en el país
  • Recibir un sueldo mensual

Sin embargo, siempre tengamos en cuenta que cada entidad establecerá sus propias condiciones e incluso estará dispuesta a negociarlas con el cliente para concretar el crédito o préstamo.

¿Cómo sé si estoy en el Veraz?

Si no estás seguro de si aparecés en el Veraz o no, podés solicitar al organismo un informe que detalle tu situación actual. Este informe puede pedirse cada seis meses de forma gratuita. En esta nota detallamos los pasos a seguir para obtenerlo, así como toda la información que te será brindada cuando lo solicites.


¿Querés conocer cuál es el mejor crédito para vos? Visitá nuestra página o escribinos a hola@gueno.com.ar para que te asesoremos.

¿Qué es una entidad financiera?

¿Qué es una entidad financiera? 4680 1950 Blog Güeno

Las entidades financieras son instituciones que median entre los clientes y el mercado financiero. ¿Qué quiere decir esto? Que son las instituciones o grupos a los que necesariamente tenemos que acudir para conseguir ciertos productos financieros o recibir asesoramiento en operaciones vinculadas a nuestras finanzas (tener y usar cuentas corrientes, cajas de ahorro, gozar de créditos, préstamos, seguros, hipotecas, son algunos ejemplos).

Los bancos, ya sean de administración pública o privada, son lo primero en lo que solemos pensar al oír el término entidad financiera. Pero también se refiere a compañías financieras, sociedades de ahorro o préstamo, cajas de crédito, fondos de inversión, etc. 

¿Cómo funcionan?

Muchas entidades financieras pueden cumplir sus funciones gracias a que tienen un excedente de dinero. Su rol es ofrecer ese dinero a clientes (personas o instituciones) con el objetivo de prestar servicios económicos a la sociedad y a la vez multiplicar sus propias ganancias. Mediante un abanico de servicios y productos, las entidades financieras ayudan a sus clientes a gestionar su dinero, proveyendo seguridad, asesoramiento y facilidad en sus trámites.

Hay entidades financieras que, a la inversa, necesitan recolectar fondos para desarrollar sus operaciones (por ejemplo, un fondo o banco de inversión). En este caso, son los clientes quienes ofrecen su excedente de dinero para que esta entidad pueda invertirlo en formas que generen ganancias para ambos. Es otra de las maneras en que los clientes confían su dinero a una entidad destinada a cuidarlo y/o multiplicarlo.

Dada la importancia de estas entidades, suelen estar reguladas por el gobierno y por otros entes o instituciones. Por un lado, esto implica que las instituciones deben adaptarse a medidas y reglas impuestas como forma de protección a sus clientes. Por ejemplo: poner límites a las tasas de interés que los bancos demandan a sus clientes. Por el otro lado, los entes reguladores buscan garantizar la supervivencia y estabilidad de las principales entidades financieras, apoyándolas en caso de crisis o dificultades.

¿Qué servicios ofrecen?

Operaciones Pasivas

Operaciones Activas

  • Préstamos. Se le da al cliente un monto de dinero que será devuelto pasado un plazo acordado, sumado a los intereses pautados.

  • Créditos. Se da al cliente acceso a fondos, fijando un límite de gastos en un plazo determinado. El cliente debe devolver el dinero utilizado, sumando los intereses que se aplican periódicamente.

  • Hipotecas. Se concede al cliente un préstamo, tomando como garantía de pago un inmueble. El inmueble podría usarse como forma de pago en caso de incumplir el pago del préstamo.

  • Leasing. Se alquila o presta un bien o inmueble al cliente, dándole la posibilidad de comprarlo al cabo del plazo acordado.

¿Cómo ganan dinero?

Si las entidades solo tienen la función de “mover” el dinero de sus clientes, ¿cómo es que se enriquecen? Como ya vimos, cada entidad financiera puede ofrecer distintos productos o servicios. Sin embargo, estos son los mecanismos usuales por los que sus operaciones generan ingresos:

  • Ganando márgenes de interés. Los intereses que el banco paga a sus clientes en operaciones pasivas son más bajos que los intereses que cobra en operaciones pasivas.

Por ejemplo, los intereses mensuales que un banco nos paga por mantener nuestro dinero en una cuenta corriente son un porcentaje muy inferior a los intereses que se nos cobran respecto al saldo que usamos con nuestra tarjeta de crédito. Con esa diferencia entre tasas de interés, denominada margen de intermediación, el banco genera gran parte de sus ganancias.

  • Cobrando comisiones por servicios. Al contratar productos y servicios de una entidad financiera, tenemos que considerar los costos de servicio que estarán implicados. Estos pueden cobrarse como un porcentaje del monto manejado en la operación. Las comisiones más grandes suelen ser las derivadas de métodos de pago (transacciones, uso de cheques, uso de tarjetas, etc).

¿Tenés más preguntas sobre tipos de productos financieros? Escribinos a hola@gueno.com.ar para que el equipo las tenga en cuenta en notas futuras.