saldo minimo

Conocé mejor tus tarjetas de débito y crédito

Conocé mejor tus tarjetas de débito y crédito 1920 686 Blog Güeno

Tanto una tarjeta de crédito como de débito son formas de dinero electrónico. ¿Cuáles son las comodidades y ventajas que representan para nosotros?

  • Podemos administrar nuestras finanzas con servicios como Home Banking (“banco desde casa”), que nos permiten ver el estado detallado de nuestras cuentas desde computadoras o dispositivos móviles.
  • Nos ahorra la necesidad de lidiar con dinero físico (que puede perderse, gastarse o ser difícil de llevar o guardar en grandes cantidades).
  • Podemos realizar compras y pagos de manera remota (desde donde queramos). En el caso de la tarjeta de débito, esto también significa que podemos recibir depósitos en nuestra cuenta sin necesidad de trasladarnos físicamente.
  • Podemos acceder a un registro de cada una de nuestras transacciones (montos, fechas, comercios o entidades involucradas y muchos detalles más).
  • Nuestro dinero está guardado en un banco y protegido por mecanismos de seguridad muy estrictos.

Ahora que conocemos las ventajas del dinero electrónico, es importante que nos familiaricemos con las tarjetas para poder usarlas y gestionar nuestras finanzas con seguridad.

Partes

Frente

1. Chip electrónico. El procesador que protege y permite el acceso a la información de nuestra cuenta. 

2. Logo del banco y del prestador del servicio (como MasterCard o Visa, por ejemplo) y holograma que prueba la autenticidad de la tarjeta.

3. Número de tarjeta. La identificación numérica de nuestro plástico, que suele tener 16 dígitos. Es importante cuidar la privacidad de este número, ya que es parte del acceso a nuestra cuenta y el dinero contenido en ella. Este número NO debe confundirse con el número de CBU que representa a nuestra cuenta corriente (vinculada a una tarjeta de débito).

4. Nombre del titular de la cuenta. Es decir, la persona dueña de la cuenta y la autorizada a realizar transacciones en ella.

5. Fecha de vencimiento. Por razones de seguridad, las tarjetas plásticas deben renovarse al cabo de cierto período (recordá que renovar la tarjeta no afecta en nada el estado de nuestra cuenta en el banco). Al igual que el número de tarjeta, la fecha de vencimiento es un dato de seguridad que se nos pide cuando realizamos compras por internet. Por esto, también debemos evitar compartir este número.

Reverso

6. Banda magnética. Almacena la información vinculada a la tarjeta, a la que puede accederse usando lectores magnéticos.

7. Firma del dueño de la tarjeta. Esta podrá ser solicitada para validar transacciones en puntos de venta y se usará para compararla con la escrita o la que aparece en el DNI. 

8. Número de seguridad. Este suele ser solicitado al dueño de la tarjeta para autorizar para compras por internet, y por eso es muy importante mantenerlo privado.

9. Información de contacto. En caso de emergencias o consultas, a través del número telefónico indicado podemos contactarnos con la entidad emisora de la tarjeta.

Cómo usarlas

Cajeros Automáticos

Estos nos ahorran la necesidad de ir a un banco o recibir atención mediada por otra persona. Son máquinas de acceso público desde las que podemos realizar varias operaciones. Algunas de ellas son extraer o depositar dinero, transferirlo, verificar o cambiar contraseñas, pagar servicios, consultar información de tu cuenta, etc. Las operaciones disponibles van a variar según la máquina de la que se trate y en general se indicará en carteles junto a ella cuáles operaciones puede cumplir.

Online y Home Banking

Usar un “banco desde casa” simplifica tanto nuestras operaciones que es una motivación fundamental para estar bancarizados y poder gestionar dinero electrónico. Este servicio se sirve de internet para permitirnos realizar todo tipo de trámites desde una computadora o celular. Hacer transferencias, consultar movimientos y estados de la cuenta, obtener comprobantes, pagar servicios, gestionar claves y muchas opciones más están disponibles desde la comodidad de nuestras casas.

Teléfonos Móviles Inteligentes

En ellos podemos instalar aplicaciones que facilitan pagos de productos y servicios, utilizando el dinero que gestionan nuestras tarjetas. Algunas de estas aplicaciones son MercadoPago, PagoMisCuentas, Rapipago o PayPal. Además, las entidades bancarias también ofrecen aplicaciones que permiten pagos o transferencias a comercios, personas u otras entidades.

Atención Personal en Bancos

También podemos gestionar transacciones de nuestras tarjetas acercándonos a un banco donde recibir atención personalizada. Esta suele ser la opción elegida cuando queremos hacer depósitos o extracciones de grandes cantidades de dinero físico.


¿Querés asesoramiento para descubrir qué tarjeta es la más conveniente para vos? Visitá nuestra página o contactanos escribiendo a hola@gueno.com.ar

¿Qué es una tarjeta de crédito?

¿Qué es una tarjeta de crédito? 1920 1080 Blog Güeno

Según una encuesta que realizó el Banco Central de la República Argentina en 2018, un 93% de los habitantes reconoce la tarjeta de crédito como un producto financiero. Es decir, casi todos las conocemos y puede que hayamos considerado conseguirnos una.

Sin embargo ¿cuántos de nosotros podemos decir con claridad qué son y cómo funcionan? Hay muchos factores que debemos considerar para poder usar estas tarjetas responsablemente.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un plástico con una banda magnética o chip que funciona como medio de pago de dinero electrónico. Con ella podemos manejar dinero que el banco que la emitió nos da a modo de préstamo. Al cabo de un plazo (en general, un mes), tenemos que devolver al banco el dinero que hemos usado.

Si nos demoramos en abonar el saldo que debemos, a ese monto se le añadirá un porcentaje de intereses. Por eso es importante estar al día con los pagos de nuestra tarjeta de crédito y evitarnos incurrir en deudas.

En Argentina, un 37% de los adultos es dueño de una tarjeta de crédito.

¿Cuáles son las ventajas de tener una tarjeta de crédito?

— Es una forma de dinero electrónico. Nos ahorra tener que manejarnos con efectivo, permite realizar compras y pagos de manera remota, así como extraer dinero en efectivo de cajeros (incurriendo en pequeños costos).

— Las tarjetas suelen dar acceso a ofertas, descuentos, planes de suma de puntos y promociones exclusivas. Estos beneficios van a depender de la entidad financiera que las haya emitido.

Es un buen recurso para dividir grandes pagos en montos menores (cuotas) que pagaremos mensualmente (con intereses aplicados). Es decir, amplía nuestro acceso a compras que serían muy difíciles de financiar en un pago único.

Usar nuestra tarjeta de crédito es pedir un préstamo; tenemos que planificar saldar esa deuda lo antes posible.

Qué necesitás saber sobre una tarjeta de crédito

— El costo de la tarjeta es la suma tres factores:

  • Los gastos en sí: la suma total de dinero que hayamos usado en compras o pagos a lo largo del período.
  • Los intereses aplicados a esa suma total.  
  • La comisión y/o cargos financieros: el porcentaje cobrado por el banco por ofrecer este servicio. En algunos casos se abonan a modo de cuota anual, establecida por el banco.

El porcentaje que representen los intereses y la comisión dependerán del banco y del tipo de crédito que hayamos elegido al obtener la tarjeta. La elección del crédito y del banco afectará totalmente la cantidad de dinero que tengamos que pagar a fin de mes. Por eso es muy  importante que antes de emitir una tarjeta nos asesoremos y comparemos cuidadosamente las opciones disponibles.

— Cada tarjeta o crédito ofrece un monto máximo de gastos que pueden hacerse a lo largo del mes. Este tope es fijado desde el momento de su emisión.

— Mensualmente recibimos un resumen de cuenta de los gastos que se hayan realizado con la tarjeta. Al final de este resumen se nos muestran dos números: la deuda total y el pago mínimo obligatorio que debemos hacer para no incurrir en multas. Podemos elegir cancelar (abonar) únicamente el pago mínimo, o bien pagar el saldo total (y de esta manera evitarnos los gastos generados por intereses acumulados en el futuro).

Diferencia con la tarjeta de débito

Si bien ambas tarjetas son una forma de usar dinero electrónico, con todas las ventajas que esto implica, cada una representa una forma muy distinta de financiación. La tarjeta de crédito, como dijimos, equivale a un préstamo que nos genera una deuda hacia la entidad que la emitió. El momento de pagar ese monto es a fin de mes, semanas después de que hayamos hecho nuestras compras con ella.
La tarjeta de débito, por otro lado, solo utiliza el dinero que previamente depositamos en nuestra cuenta bancaria. El pago de nuestras compras se realiza inmediatamente y se descuenta de nuestros ahorros en el banco. Esto significa que no incurrimos en ninguna deuda al usarla.
Para leer una comparación más detallada entre tarjetas de crédito y débito, te invitamos a leer esta nota.


¿Querés asesoramiento para descubrir qué tarjeta es la más conveniente para vos? Visitá nuestra página o contactanos escribiendo a hola@gueno.com.ar