tarjeta cuotas

Score crediticio

¿Qué hago si mi score crediticio es bajo?

¿Qué hago si mi score crediticio es bajo? 2519 1080 Blog Güeno

¿Sabés cuál es tu score crediticio? Este número se genera para puntuar nuestras prácticas en economía y finanza personal, y sirve a entidades financieras para decidir si concedernos un préstamo o crédito o no. Si querés leer más sobre el puntaje crediticio o qué factores se tienen en cuenta para elaborarlo, te invitamos a leerlo en esta nota.

Antes enlistamos buenas prácticas para prevenir una caída en tu score. Pero puede pasar que hayamos atravesado dificultades y no pudimos pagar cuotas o servicios a tiempo, por ejemplo, o venimos arrastrando deudas que crecen mes a mes. En estos casos nuestro puntaje crediticio ya es bajo,  y son otras las medidas y prácticas que van a ayudarnos a salir de la situación.

¿Qué puedo hacer si mi score es bajo?

  • ¿Se trata de tu primer o primeros productos financieros de crédito? Si es así, solo tenés que ser paciente y seguir cultivando buenos comportamientos en la puntualidad y pago de tus cuotas. Un 15% del puntaje crediticio se basa únicamente en la longitud de nuestro historial crediticio. Esto quiere decir que irá subiendo a medida que pasen los años.
  • Armá un presupuesto de gastos para controlar mejor tu dinero y destinarlo a salir de la deuda, pagar cuotas y así mostrar un compromiso hacia la solución de tu estado. En esta nota te damos consejos para armar un presupuesto y apegarte a él.
  • Elaborá un plan que destine una porción de tus ingresos a pagar tus deudas. Esto debe convertirse en tu prioridad. Aun si resulta imposible en el momento cancelar el 100% de una deuda, nuestro puntaje será otro si cada mes pagamos un porcentaje de cada deuda que tengamos.  En esta nota podés leer muchos consejos para administrarte y empezar a cancelar tus deudas.
  • Solicitá una consolidación y refinanciación de tu deuda. La consolidación te informa sobre cuáles son los montos que adeudás y en qué plazos y con qué intereses debés pagarlos. La refinanciación es una opción ofrecida por algunas entidades y suele estar disponible en los primeros meses de morosidad. Consiste en renegociar las condiciones del crédito, sea su plazo límite de devolución (que podría extenderse) o las tasas de interés aplicadas (que podrían reducirse). Podemos pedir esta opción contactando a la entidad con la que estamos endeudados.
  • Tener tarjetas de crédito de bajo monto que nos resulte fácil pagar al 100% mensualmente. Esta puede ser una tarjeta de crédito ofrecida por comercios, como un supermercado o una casa de electrónica. Va a ayudarnos a ordenar algunos de nuestros gastos; dado que el saldo total al final del mes será relativamente bajo, podremos abonarlo sin acumular deuda. Esto va a reflejarse en nuestro puntaje crediticio positivamente, porque demuestra compromiso y puntualidad. 

¿Tenés más dudas como esta o querés conseguir un crédito para saldar tus deudas? Escribinos a hola@gueno.com.ar o visitá nuestra página.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

¿Qué es una tarjeta de crédito? 1920 1080 Blog Güeno

Según una encuesta que realizó el Banco Central de la República Argentina en 2018, un 93% de los habitantes reconoce la tarjeta de crédito como un producto financiero. Es decir, casi todos las conocemos y puede que hayamos considerado conseguirnos una.

Sin embargo ¿cuántos de nosotros podemos decir con claridad qué son y cómo funcionan? Hay muchos factores que debemos considerar para poder usar estas tarjetas responsablemente.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un plástico con una banda magnética o chip que funciona como medio de pago de dinero electrónico. Con ella podemos manejar dinero que el banco que la emitió nos da a modo de préstamo. Al cabo de un plazo (en general, un mes), tenemos que devolver al banco el dinero que hemos usado.

Si nos demoramos en abonar el saldo que debemos, a ese monto se le añadirá un porcentaje de intereses. Por eso es importante estar al día con los pagos de nuestra tarjeta de crédito y evitarnos incurrir en deudas.

En Argentina, un 37% de los adultos es dueño de una tarjeta de crédito.

¿Cuáles son las ventajas de tener una tarjeta de crédito?

— Es una forma de dinero electrónico. Nos ahorra tener que manejarnos con efectivo, permite realizar compras y pagos de manera remota, así como extraer dinero en efectivo de cajeros (incurriendo en pequeños costos).

— Las tarjetas suelen dar acceso a ofertas, descuentos, planes de suma de puntos y promociones exclusivas. Estos beneficios van a depender de la entidad financiera que las haya emitido.

Es un buen recurso para dividir grandes pagos en montos menores (cuotas) que pagaremos mensualmente (con intereses aplicados). Es decir, amplía nuestro acceso a compras que serían muy difíciles de financiar en un pago único.

Usar nuestra tarjeta de crédito es pedir un préstamo; tenemos que planificar saldar esa deuda lo antes posible.

Qué necesitás saber sobre una tarjeta de crédito

— El costo de la tarjeta es la suma tres factores:

  • Los gastos en sí: la suma total de dinero que hayamos usado en compras o pagos a lo largo del período.
  • Los intereses aplicados a esa suma total.  
  • La comisión y/o cargos financieros: el porcentaje cobrado por el banco por ofrecer este servicio. En algunos casos se abonan a modo de cuota anual, establecida por el banco.

El porcentaje que representen los intereses y la comisión dependerán del banco y del tipo de crédito que hayamos elegido al obtener la tarjeta. La elección del crédito y del banco afectará totalmente la cantidad de dinero que tengamos que pagar a fin de mes. Por eso es muy  importante que antes de emitir una tarjeta nos asesoremos y comparemos cuidadosamente las opciones disponibles.

— Cada tarjeta o crédito ofrece un monto máximo de gastos que pueden hacerse a lo largo del mes. Este tope es fijado desde el momento de su emisión.

— Mensualmente recibimos un resumen de cuenta de los gastos que se hayan realizado con la tarjeta. Al final de este resumen se nos muestran dos números: la deuda total y el pago mínimo obligatorio que debemos hacer para no incurrir en multas. Podemos elegir cancelar (abonar) únicamente el pago mínimo, o bien pagar el saldo total (y de esta manera evitarnos los gastos generados por intereses acumulados en el futuro).

Diferencia con la tarjeta de débito

Si bien ambas tarjetas son una forma de usar dinero electrónico, con todas las ventajas que esto implica, cada una representa una forma muy distinta de financiación. La tarjeta de crédito, como dijimos, equivale a un préstamo que nos genera una deuda hacia la entidad que la emitió. El momento de pagar ese monto es a fin de mes, semanas después de que hayamos hecho nuestras compras con ella.
La tarjeta de débito, por otro lado, solo utiliza el dinero que previamente depositamos en nuestra cuenta bancaria. El pago de nuestras compras se realiza inmediatamente y se descuenta de nuestros ahorros en el banco. Esto significa que no incurrimos en ninguna deuda al usarla.
Para leer una comparación más detallada entre tarjetas de crédito y débito, te invitamos a leer esta nota.


¿Querés asesoramiento para descubrir qué tarjeta es la más conveniente para vos? Visitá nuestra página o contactanos escribiendo a hola@gueno.com.ar